¿Qué leyenda urbana existe de los Peta Zetas?

Una leyenda urbana dice que si se mezclan Peta Zetas y refresco de cola en el estómago se puede producir una peligrosa y mortal explosión.

Pop Rocks, los Peta Zetas

Los Peta Zetas son uno de esos dulces de caramelo que recordamos de nuestra infancia y que también sonarán a los jóvenes, dado que tienen una fuerte presencia en las tiendas actuales de chucherías. Se originan en base a los Pop Rocks, la versión original estadounidense y han formado parte de la cultura popular de distintas generaciones. En la actualidad su fama es reducida, pero a lo largo del tiempo se han llegado a contar muchas cosas sobre estos Peta Zetas.

Por ejemplo, existe una leyenda urbana que ha ido pasando de generación en generación, aunque con internet ya se sabe que este tipo de cosas se tienden a reducir de forma drástica. La leyenda urbana se comenzó a extender poco después de la puesta a la venta del producto en territorio de Norte América.

La historia contaba que comer Pop Rocks, o lo que es lo mismo, Peta Zetas, y beber refresco de cola, provocaba que el estómago de una persona explotara. Como es normal, esto es falso, pero la ingenuidad de la época no ayudó a que el rumor no se desmintiera. Esto hizo que para inicios de los años 80 los Pop Rocks desaparecieran del mercado de Estados Unidos y que no volvieran a las tiendas hasta que tuvieron la distribución oficial de la empresa que los fabrica en España, Zeta Espacial S.A.

La leyenda urbana ganó importancia porque inicialmente se pensaba que el producto tenía una base formada por ácido, lo que en realidad tiene la capacidad de crear mucho gas al combinarse la base con la saliva y la masticación. Pero dado que no se usaba esa base de ácido no había realmente ningún tipo de miedo ni riesgo en el consumo del producto. En realidad, cualquier explosión de gas que se pudiera provocar en la boca del consumidor se reducía al sonido que produce el contacto del caramelo con la saliva.

En los 70 se extendieron más historias falsas, como que el joven actor John Gilchrist, de los anuncios de televisión de una conocida marca de cereales, murió debido a una de estas explosiones. Los fabricantes del caramelo se pusieron en contacto con colegios, con la prensa y con otras organizaciones, pero algunas de las leyendas urbanas continuaron y Pop Rocks no se quitó de encima su mala imagen. A posteriori se han realizado pruebas y se ha confirmado que es imposible que pueda producirse una explosión en el estómago por su mezcla con cola.

Vía: WikiPedia

Foto: Derek Key

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...