Posible tesoro maya sumergido en el lago Izabal, en Guatemala

Una expedición alemana pretende encontrar, guiados por el Códices de Dresden, el tesoro de la antigua capital del imperio maya que está sumergido en el profundo lago Izabal, en Guatemala.

La cultura maya nos vuelve a traer nuevos misterios que intentamos descifrar con gran asombro. Un grupo de expertos en la escritura maya, dirigidos por Joachim Rittsteig, junto con un grupo de científicos y periodistas han viajado desde Alemania, este pasado martes, hasta Guatemala en busca de un tesoro perdido maya. Este tesoro está sumergido bajo el lago de Izabal.

Según un diario alemán, el Bild, que es a su vez patrocinador de esta expedición, se ha incluido a dos periodistas de la editorial, un fotógrafo, una cámara de televisión y un buzo profesional. Este buzo se sumergirá en el lago en busca de encontrar ocho toneladas de oro.

Fragmento del Códice de Dresden, que servirá de guía para la expedición

El director de la expedición, el ya citado Rittsteig, es un experto en la escritura de esta antigua civilización. Él asegura haber descifrado el famoso Códice de Dresden, el que, en uno de los capítulos, se da información sobre este tesoro sumergido en el lago.

En la página 52 se habla de la capital maya, cuyo nombre era Atlan, y que fue destruida en el 30 de octubre del año 666 antes de Cristo. La causa de su desaparición no es ningún misterio, el mismo código asegura que fue destruida por un terremoto nefasto. En esta ciudad, se siguen manteniendo más de 2.156 tabletas de oro en la que los mayas registraron sus leyes, por lo que el valor de tesoro, no es solo económico sino también tiene un gran valor cultural. Con esas leyes en nuestro poder, podríamos hacernos una mejor idea del estilo de vida que tenían las personas que vivieron en este imperio perdido.

Además de los datos obtenidos por la descripción del código, también se realizado unas imágenes con radar para asegurarse de que el oro sigue estando en el sitio descrito en el libro, y éste ha confirmado la existencia del tesoro.

Este Códice de Dresden, fue elaborado por sacerdotes mayas en el año 1250 después de Cristo. Es uno de los pocos documentos importantes que se conservan de esa cultura y lo más curioso de este códice, es que en el último capítulo de este libro se describe la llegada del Apocalipsis, que según ellos, ocurrirá en el tan mencionado 2012.

¿Encontrarán el tesoro maya perdido? Tendremos que esperar un poco más para saberlo.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...