Posible convivencia entre el Hombre de Neandertal y el Sapiens

Hasta ahora se pensaba que el Hombre de Neandertal había desaparecido abruptamente hace treinta mil años y que nunca había tenido contacto con su sucesor, el Homo Sapiens. Sin embargo, recientes investigaciones han proporcionado datos que lo desmienten: habrían convivido e incluso tenido descendencia.

El Hombre de Neandertal es el ascendente inmediato del hombre moderno u Homo Sapiens. Vivió, aproximadamente, hasta hace treinta mil años y sus principales rasgos eran un esqueleto robusto, una altura de unos ciento sesenta y cinco centímetros, gran capacidad craneal y extremidades cortas.

Foto de un monumento al hombre prehistórico

Monumento al hombre prehistórico en China

Se cree que habitó, fundamentalmente en Europa y Asia occidental y recientes investigaciones revelan que practicaba el canibalismo, aunque no está muy claro si lo hacía habitualmente o sólo en caso de hambrunas extremas.

Hasta ahora, se pensaba que el Neandertal había desaparecido repentinamente y que nunca había coincidido con su sucesor, el Homo Sapiens. Pero las últimas tesis presentadas afirman que ello no fue así: el Neandertal y el Sapiens habrían convivido e incluso tenido descendencia común.

Tal teoría ha sido lanzada por el equipo de investigación del Instituto Max Planck de Leipzig, en Alemania. Su director es el genetista y paleontólogo Svante Pääbo y sus conclusiones han sido publicadas por la revista P.M. Magazin.


Estos científicos partieron del supuesto de que el Neandertal y el Sapiens tienen su origen en un linaje común que se separó hace cuarenta mil años. Por tanto, ni siquiera albergaban la hipótesis de que ambos hubieran vuelto a unirse.

Pero, tras su expedición a un yacimiento croata del que extrajeron restos del Neandertal, hubieron de replantearse su punto de partida. Con ellos, estudiaron su genoma secuenciando más de tres mil millones de bases de ADN y, a través de esto, lograron descifrar aproximadamente el sesenta y tres por ciento de sus datos genéticos.

A continuación, compararon los restos hallados con  un esqueleto de cuarenta mil años de antigüedad encontrado en el valle de Neandertal, donde se originó la especie, y con otros procedentes de la cueva del Sidrón, en Asturias, y del sur de Rusia.

Dibujo de unos homínidos

Recreación de unos homínidos cazando

Entonces vino su sorpresa. Al comparar el genoma de los Neandertales con el del hombre actual, descubrieron que parte de su genética permanece en éste. De lo cual deducen que aquéllos y el Sapiens hubieron por fuerza de convivir y tener descendencia común.

Ello abre nuevos caminos a la explicación de por qué desapareció tan abruptamente el Hombre de Neandertal. Se había hablado de una glaciación pero esta tesis carece de solidez, ya que es de suponer que estuviesen bien adaptados a esos durísimos climas. La hipótesis que cobra fuerza a la vista de estos descubrimientos es que la competencia por los recursos alimenticios y de otro tipo con el Sapiens, más evolucionado, acabase con él.

Fuente: Homoysapiens.

Fotos: Monumento al hombre prehistórico: Ianz en Flickr | Homínidos cazando: Ben Sutherland en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...