¿Por qué los chinos no descubrieron América?

Existen múltiples teorías, todavía con un fundamento débil, que sitúan a egipcios, polinesios y vikingos como primeros descubridores del continente americano. En este campo, todavía queda mucho camino que recorrer.

Colón descubrió América. A partir de este axioma se han creado multitud de teorías que, de una manera u otra, cuestionaban este hecho, en principio, irrefutable. No voy hablar del descubrimiento intelectual que Américo Vespucio hizo del cuarto continente, del cual hablaremos en otra ocasión detenidamente, sino de otros protagonistas que pudieron adelantarse a la Corona de Castilla en esta empresa. Más que contar las teorías que sitúan a otros pueblos (egipcios, polinesios y vikingos) llegando a las costas americanas antes que los españoles, que también las repasaremos, queremos hacer notar el hecho de que una civilización, como la china, altamente desarrollada no fue la primera en llegar.

No hace mucho, un equipo de arqueólogos descubrió en Guatemala un posible nexo de unión entre la cultura maya y la cultura egipcia. Aunque es bastante improbable, la teoría heliolítica sigue en la mente de muchos investigadores que tratan de dar respuesta a un enigma todavía sin resolver. Otra cultura que pudo haber llegado antes que los españoles son los polinesios, los cuales tenían unas técnicas de navegación muy avanzadas. Hace poco salió en cine una película sobre los intentos por parte de Thor Heyerdahl de probar esta teoría de contacto intercultural. Poniéndonos más serios, las pruebas más contundentes (aunque fácilmente desmontables y cuya veracidad ha sido fuertemente criticada) son las que sitúan a los vikingos en las costas del norte de América.

A lo que íbamos. ¿Por qué no fueron los chinos los primeros en llegar a América? Se sabe que el Imperio Chino llegó a las costas de África y han salido teorías de que también lo hicieron al norte de Alaska, aunque esto se pone en duda. Antes de todo, hay que tener en cuenta que China estuvo más volcada al interior que al exterior de sus fronteras: sus principales ciudades, excepto Shangai, no son puertos de mar; su religión no fue expansiva, sino que se dejó invadir; y en definitiva sus intereses eran más terrestres que marítimos. Sin embargo, durante un tiempo, un emperador, Yong Lo, que había usurpado el poder tras asesinar a su sobrino de tres años, quiso legitimar su poder mostrando su fuerza a lo largo del mundo. Para ello, planificó una serie de viajes que serían capitaneados por Cheng Ho. Las expediciones, que buscaban tributos y tesoros, llegaron a las costas de África. Algunos fantasean con que también lo hicieron a las de América, pero esto todavía no se ha podido demostrar.

Foto: Christian Van Der Henst S.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...