¿Por qué España tiene rey?

La monarquía es un régimen político que se ha quedado atrás en muchos países, pero no en España. La figura real fue necesaria para el tránsito democrático del país y actualmente se alza como símbolo querido de los españoles, tal y como recoge la Constitución de 1978.

Don Juan Carlos de Borbón, rey de España

Don Juan Carlos, reunido con el Presidente Ollanta Humala.

En la actualidad, solo existen 10 monarquías en Europa. La monarquía ha sido, desde todos los tiempos, el régimen político por excelencia que ha imperado en nuestro continente hasta la llegada de la Revolución francesa en 1789 y sus colindantes y posteriores revoluciones. La llamada de los derechos y las libertades del ser humano llevaron a Europa por el camino de la República, como el único camino fiable y posible para acabar con el absolutismo e imponer la igualdad de derechos y la división de poderes.

Sin embargo, la monarquía como régimen político no se erradicó a la totalidad. Subsistió en algunos países. Y España es uno de ellos. ¿Por qué? La respuesta se resuelve de forma sencilla: porque los españoles lo han querido así. Fueron los españoles quienes votaron que el Rey fuese su Rey. Y si buscamos tecnicismos, encontraremos que la figura del rey viene recogida en nuestra Constitución de 1978, en la que se establece que el Rey de España es el jefe de Estado y representante del país, símbolo de su unidad y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

Pero si rascamos en los orígenes, entenderemos que la existencia de la figura del rey fue imprescindible para nuestro tránsito hacia la democracia. Con la muerte de Francisco Franco, su dictadura iba a prolongarse.  El 22 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón fue proclamado sucesor en la Jefatura del Estado y con la máxima diligencia, el nuevo rey dispuso las bases para la implantación de un sistema político democrático en España.

Lejos de esto, muchos opinan que la existencia de la figura real solo es reflejo de una «mentalidad medieval» que persiste en nuestro país. En la actualidad, ahora que la democracia ha dejado de ser un mito, que la crisis económica aprieta y que el republicanismo se impone en el mundo, muchos cuestionan cuál es el papel actual de nuestro rey: si es necesario, si es relevante, si es un gasto innecesario para los españoles. Sin embargo, la monarquía y todas las historias que la envuelven nos han perseguido durante siglos generando un sentimiento de aprecio hacia la Corona.

Actualmente, desde que se conoció la afición del monarca por la cacería o desde el escándalo de corrupción de Iñaki Urdangarin, la Monarquía española no atraviesa sus mejores momentos.  Pero a pesar de todo, pocos se hacen a la idea de una España sin corona real. Y sino solo tenemos que pensar, ¿qué sería de nuestro Fin de Año, sin el discurso del Rey?

Foto: Presidencia Perú

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...