Nueva metodología para conocer los últimos días de restos humanos

El químico de la Universidad del Sur de Dinamarca, Kaare Lund Rasmussen, ha encontrado una manera de extraer información de los restos de tejidos humanos provenientes de enterramientos.

esqueleto niño medieval

Esta es una excelente información ya que permite a los expertos detallar al máximo las últimas semanas y días de la vida de la persona, una característica que no la podían definir los huesos.

Rasmussen y su equipo extrajeron ejemplos de enterramientos de niños fallecidos entre el año 1.200 d.C y el 1.250, que fueron enterrados en Ribe, Dinamarca. El equipo cogió pequeñas muestras de tierra donde podrían encontrarse los restos del pulmón, hígado y riñón. Esa tierra fue analizada en el laboratorio con mercurio.

Las propiedades del mercurio constituyen una fuente muy rica en información sobre el fallecido. Durante miles de años las personas han utilizado el mercurio para las labores relacionadas con el proceso de entierro de las personas fallecidas.

El mercurio además, es absorbido y liberado a un ritmo diferente en función del tejido que se encuentra, así, por ejemplo, desde que el mercurio es inhalado por los pulmones es excretado en no más de 48 horas. El mercurio encontrado en la zona del pulmón en la zona de enterramiento de Ribe, muestra que los niños fueron expuestos al mercurio antes de que murieran. Además, el mercurio encontrado en la zona del riñón también indica que la exposición al mercurio se había producido con anterioridad, en este caso, hasta dos meses antes de la muerte.

Los arqueólogos han estado probando técnicas para el exceso de mercurio en los huesos durante algunos años. Pero los huesos tardan mucho tiempo en absorber el mercurio por lo que sólo pueden dar testimonio de las exposiciones que pasaron de tres a 10 años antes de la muerte.

Por ello, el equipo de expertos de la Universidad del Sur de Dinamarca ha usado su nuevo método en ejemplares de tierras procedentes de entierros del s. XIX de dos cementerios daneses, se trata del cementerio de Lindegaarden en Ribe y Ole Wormsgade en Horsens.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...