Los templarios a través de la Literatura

A estas alturas, la Orden de los Caballeros del Templo de Salomón o Caballeros Templarios es casi mítica, en buena medida gracias a las novelas que se han escrito sobre ella y que nos brindan una visión diferente de la que nos proporciona la Historia. Aquí realizamos un repaso a estas obras.

Los Caballeros del Templo de Salomón o Caballeros Templarios constituyen hoy día una orden casi mítica gracias a novelas como ‘El Código Da Vinci’ de Dan Brown sino a otras narraciones. Creada en 1119 por Hugo de Payns y Godofredo de Saint Omer para congregar a los señores que protegían a los cristianos que peregrinaban a Jerusalén, fue reconocida por la Iglesia Católica diez años después, en el Concilio de Troyes, que encomendó la redacción de sus estatutos a Bernardo de Claraval.

Eran, por tanto, una suerte de monjes soldados. Pero, con el tiempo, fueron haciéndose tan poderosos que los grandes monarcas de la época, especialmente Felipe IV de Francia, los empezaron a perseguir con saña. Finalmente, el Papa Clemente V emitió una bula que suprimió la Orden en 1312. Sin embargo, los Templarios sobrevivieron con otros nombres en muchos lugares y aquí comienza realmente su leyenda, que ha dado lugar a muchas obras literarias.

Foto del castillo de Ponferrada

Castillo templario de Ponferrada

Si de novelas sobre la Orden del Temple hablamos, es inevitable citar el clásico de la narrativa histórica española escrito por Enrique Gil y Carrasco en pleno Romanticismo: ‘El señor de Bembibre’. Cuenta los desdichados amores de Álvaro y Beatriz pero el escenario histórico en el que se desarrollan éstos está constituido por la persecución desatada contra los Templarios por el Rey Fernando IV de Castilla que acabaría con la casi total desaparición de la Orden.

Bastante más reciente es la obra del periodista y escritor sueco Jan Guillou titulada ‘El legado del templario’ y formada por tres novelas. Su protagonista es Arn Magnusson, un miembro de la Orden que entró a formar parte de ella obligado por las circunstancias. Entre sus peripecias destacan sus amores con Cecilia y su amistad con un enemigo pero la obra es una auténtica epopeya ambientada en una época que fue muy importante para la construcción de la Europa medieval.

También una trilogía sobre temas templarios es la escrita por el historiador español Juan Eslava Galán. Firmada con el seudónimo de Nicholas Wilcox, se compone de ‘Los falsos peregrinos’, ‘Las trompetas de Jericó’ y ‘La sangre de Dios’. Pero se trata de tres novelas independientes: la primera se desarrolla en 1307, la segunda en 1943 con los Nazis de por medio en busca del Arca de la Alianza y la tercera posteriormente. No obstante, los Templarios siempre se encuentran como trasfondo de los argumentos.

Podríamos citar otras muchas narraciones que tratan como tema principal o secundario sobre los Caballeros del Templo de Salomón. Así sucede en ‘Iacobus’ de Matilde Asensi o en una curiosa novela de Raymond Khoury en la que unos individuos ataviados con el uniforme templario irrumpen en el Metropolitan de Nueva York para robar unas reliquias. Se titula, precisamente, ‘La Orden del Temple’.

Fuente: Poemas del alma.

Foto: K-naia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...