Los protocolos de los Sabios de Sión

El Protocolo de los Sabios de Sión es un libro plagiado y falso que pretende demostrar la conspiración judía para hacerse con el control mundial.

Versión rusa de los protocolos de los Sabios de Sión

Los protocolos de las reuniones de los sabios de Sión, son la piedra angular de movimiento intelectual blanco, además de jugar un papel importante en el crecimiento personal de cualquier sentimiento antisemita.

Este protocolo es un libro en el cual se deja al recubierto las tácticas infames y objetivos de una conspiración judía clandestina. Multinacionales que dominan el mundo de manera secreta en asociación con la masonería.

Este libro pretende ser un bloc de notas que supuestamente se consiguió a partir de una conferencia que se realizó en Suiza en 1897. Teóricamente, esta reunión fue convocada por esta oscura organización hebrea y en el libro se describe con detalles una conspiración judía para la conquista mundial, por lo que habría que manipular los mercados económicos mundiales, el entramado de guerras, la subversión de culturas enteras y muchos otros planes de alcance mundial.

Este libro fue demostrado como falso en 1921. Un artículo del “Times” de Londres, demostró que el origen de todo el escrito estaba extraído de una obra cuyo objetivo inicial era Napoleón Bonaparte. La fuente última, publicada en 1864, fue titulada “Las discusiones entre Maquiavelo y Montesquieu en el Infierno”. El libro era una representación satírica sobre la insaciable codicia de Napoleón para dominar el mundo. Pero hay que decir que los judíos no aparecen en dicha historia, por lo que la versión que los judíos tienen un plan para la conquista y dominación del mundo, es una adaptación realizada a mala fe por algún desaprensivo con unos fines claros.

Este trabajo fue copiado en 1868 por el novelista Hermann Goedsche, de origen alemán. El sacó todas las referencias de Napoleón y lo reemplazó por los Judíos, pero no es el primer plagio que realiza, porque en su libro, “A Sedán”, en una de sus partes titulada «El Cementerio Judío de Praga y el Consejo de Representantes de las Doce Tribus de Israel”, donde se describe con todo lujo de detalles una reunión del centenario entre el Diablo (Satanás) y los rangos más importantes del mundo judío. Esta parte fue extraída en 1891 y reestructurada como un ensayo de no ficción titulado “El Rabino del Habla«, que se convertiría en la principal fuente para que posteriormente se escribiera el libro de los protocolos.

El producto final fue improvisado en 1895 por un oficial de la policía secreta rusa, Pytor Ivanovich Rachovsky. El libro fue concebido como una herramienta de propaganda, cuyo objetivo era reunir a los ciudadanos de Rusia para tomar todas las medias posibles y necesarias para defenderse de la amenaza inminente de los judíos masones.

Por culpa de estos libros, muchas personas han justificado los genocidios que se han practicado sobre los judíos, alegando que era necesario para que éstos no se hicieran con el control de la humanidad. Esta es la base principal de repulsión que se ha mantenido contra este colectivo durante todo el siglo XX. Una desconfianza total en ellos, como si fuesen los responsables de todo lo que ocurría en el mundo.

Fuente: Rotten

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...