Los inicios de la Segunda República Española

El sentimiento republicano en España se ha activado por las torpezas de los miembros de la institución monárquica. El 14 de abril se celebró más que nunca que hace 83 años se proclamó la Segunda República.

El pasado lunes, 14 de abril, se cumplieron 83 años de la proclamación de la Segunda República en España. La conmemoración del evento inundó las redes sociales, sacando a la luz un debate político que nunca ha pasado de moda y que, es más, se ha acrecentado en los últimos años debido a las polémicas que rodean a la Casa Real. Las cacerías del Rey o el caso Nóos, en el que están imputados la infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarín por delitos de fraude fiscal, malversación de fondos, falsedad documental y blanqueo de dinero, entre otros, han hecho un gran daño a la institución monárquica. De hecho, estos escándalos han avivado los sentimientos republicanos de la sociedad española, que ha celebrado más que nunca el aniversario de la Segunda República.

Marcada por la victoria republicana en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, la Segunda República se inició con la renuncia por parte de Alfonso XIII a la corona española. En realidad, los republicanos fueron mayoría únicamente en los núcleos urbanos, sin embargo, esta victoria fue más representativa que la de los monárquicos en los núcleos rurales, demasiado contaminada por el caciquismo de la época. En definitiva, la sociedad española castigó al monarca Borbón por su cercanía al régimen de Primo de Rivera, que falleció en 1930 y cuya figura había influido demasiado durante los años de reinado de Alfonso XIII. Ante esta situación y con el monarca en el exilio, el primer gobierno republicano estuvo formado por republicanos, socialistas y nacionalistas, los cuales tendrían una importante función dentro de los años de la Segunda República (1931-1936).

El primer año de la Segunda República fue especialmente fructífero para la sociedad española. Se redactó la Constitución de 1931, fundamentada en las ideas de soberanía popular, separación de poderes, igualdad ciudadana y laicidad del Estado. Este fue, sin duda, uno de los textos constitucionales más avanzados del siglo XX, incluso más que el de 1978, que rige la sociedad española actual. Además, el hecho de que se diera por primera vez voto a las mujeres revolucionó para siempre la política del país. En 1931 también dio comienzo el gobierno de Azaña, más conocido como el bienio reformista. Las principales reformas que se acometieron durante aquellos dos años fueron la reforma territorial, que suponía la descentralización del Estado; la reforma agraria, que buscaba un mejor reparto de las tierras; y la reforma educativa, que consideraba que la educación debía ser laica, obligatoria y gratuita.

Foto: Recuerdos de Pandora

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...