Los inicios de la esclavitud moderna

Las culturas y civilizaciones mas importantes y refinadas han utilizado a grandes masas de civiles, disidentes, soldados capturados a otras naciones, prisioneros etc. Griegos y romanos veían en la esclavitud un orden natural además de ser un parte básica integrante de sus sociedades. Se estima que un mínimo de 15 millones de personas fueron secuestradas, muertas por inanición, asesinadas, afectadas por enfermedades, … desde los inicios del siglo XV principalmente africanos pero muchos indígenas también, sobre todo en los comienzos. Para todos ellos, nadie construyó un museo del holocausto.

La esclavitud humana es tan antigua como el mismo inicio de las grandes sociedades urbanas y quizás se remonte bastante más atrás. Las culturas y civilizaciones mas importantes y refinadas han utilizado a grandes masas de civiles, disidentes, soldados capturados a otras naciones, prisioneros etc. Griegos y romanos veían en la esclavitud un orden natural además de ser un parte básica integrante de sus sociedades.

Existieron diferentes tratos para los esclavos. Lo más común era que estos tuvieran una situación en extremo precaria pero también existieron esclavos que tuvieron una existencia más digna e incluso remunerada como se dieron casos en Egipto o Persia.

Sin embargo la esclavitud de masas organizada que más debate a generado ha sido la que perpetraron las naciones europeas desde el descubrimiento del Nuevo Mundo. Se estima que un mínimo de 15 millones de personas fueron secuestradas, muertas por inanición, asesinadas, afectadas por enfermedades, … desde los inicios del siglo XV principalmente africanos pero muchos indígenas también, sobre todo en los comienzos. Para todos ellos, nadie construyó un museo del holocausto.

Portugal fue uno de los países comerciantes y navegantes mas importante de todos los tiempo. Ya a principios del siglo XIV, Portugal había llevado adelante varias expediciones en busca de nuevas regiones que le suministraran recursos a para su desarrollo económico y comercial.

Una de aquellas expediciones estaba al mando de Lanzarote de Freitas que regreso a Portugal, ya en 1444, con 235 esclavos. Este hito se considera como el inicio de la etapa “moderna” en la trata de esclavos negros en la Península Ibérica y poco tiempo después en América.



Una vez se corrió la voz y las autoridades se dieran cuenta del beneficio que les suponía disponer de mano de obra gratuita, se dispuso regularizar aquel nuevo «comercio». Esta regularización quedo especificada cuando en 1473 se presentó un proyecto de ley por el cual todos los esclavos que se obtuviesen de África deberían ser llevados en primera instancia a Portugal.

Siguiendo estas especificaciones, en 1486, se funda en Portugal la Casa dos Escravos, con el fin de normalizar la concesión de licencias y grabar con impuestos dichos intercambios “comerciales”. En tan sólo tres años, los que van entre 1493 y 1495 se registran en en la Casa dos Escravos de Lisboa tres mil seiscientos esclavos.

España no tarda en enterarse del lucrativo negocio y en 1479, establece el Tratado de Alcaçovas a través del cual se autoriza la venta de esclavos en España. El principal centro de venta se situa en Sevilla. Los primeros esclavos que arriban al Nuevo Mundo lo hacen al Caribe, concretamente a la isla de La Española hacia 1502.

Ya en el año 1510, se daban síntomas alarmantes de una rápida despoblación en la isla Española y puesto que la avaricia colonizadora iba en aumento, era mas necesario que nunca un mayor volumen de mano de obra tanto para trabajar minas, como la construcción de fortalezas y cualquier tipo de trabajo que necesitara esfuerzo físico. Así a partir de estas fechas, se lleva a cabo un rápido aumento de la población negra esclava.

Fernando el Católico autorizara el 22 de enero de 1510, en Valladolid, el envío de 50 esclavos negros a la isla de La Española para ser vendidos allí y trabajaran las minas. Fernando dejaba bien claro que los esclavos debían de ser ”los mejores y los más fuertes disponibles”. Al mes siguiente la Casa de la Contratación solicitó un nuevo envio de doscientos esclavos, para ser enviados a Santo Domingo.

En este preciso periodo se inician las plantaciones de azucar que han caracterizado la actividad económica de ciertas islas del Caribe desde entonces hasta nuestros días. Pero poco tiempo después, se produce una epidemia de viruela en el Caribe entre 1518 y 1519 que se extiende causando una gran devastación Caribe y que afecta principalmente a la población indigena.

La primera rebelión de la que se tengamos conocimiento, a través de Gonzalo Fernández de Oviedo, ocurre en el navio del gobernador Diego Colón que los transportaba a su destino hacia 1522 y en las siguientes décadas del siglom se registran documentalmente numerosas rebeliones. Entre ellas la sublevación de esclavos en la ciudad panameña de Acla, los motines de esclavos africanos de 1532 en Venezuela, de 1533 en Cuba y en Panamá hacia aquella fecha.

En 1547 es de destacar una prolongada rebelión que acaecio en La Española liderada por Sebastián Lemba y tres años después otra que protagonizo Juan Criollo y que se prolongó durante varios años. Como este caso, hubo al menos algun otro caso increible en el que los esclavos consiguieron la libertad colectiva firmando un tratado de paz con los colonos españoles. Actos de este tipo estan documentados como es el caso de los negros rebeldes en Portobelo (Panamá) hacia 1579.

Aún que estas rebeliones fueron excepcionales si las comparamos proporcionalmente con la cantidad de esclavos y las explotaciones existentes así como las condiciones que soportaban, estas pudieron ser llevadas a cabo gracias al enorme aumento de la población negra en todo la región del Caribe. El ejemplo de Puerto Rico, que contaba con 327 blancos y 2292 esclavos hacia 1530, viene a poner de relieve este caldo de cultivo para el fomento de rebeliones.

Los grandes olvidados de esta historia suelen ser los habitantes indigenas de la zona, que recibieron en su mayoria a Colón y al resto de “comerciantes – guerreros” amable y pacíficamente. Para el año 1600, la población original de la zona practicamente había desaparecido del Caribe.

Con el aumento de afluencia de colonos europeos al Nuevo Mundo y más concretamente a la zona del norte de America, la introducción de esclavos no se hace esperar. Un barco holandés arriva a las costas de la colonia de Jamestown y se ve obligado a cambiar los esclavos que transporta por provisiones, teniendo lugar de esta manera la primera entrada de trabajadores forzados en la “Tierra de las Oportunidades”.
Hasta los inicios de 1680, no quedará regulada la situación de los esclavos del norte de America.

Ingleses y franceses ya se habían establecido firmemente también en el Caribe como lo demuestran la adquisición por parte de la primera, de Jamaica y las sucesivas rebeliones que se dieron en ella en 1635. Así mismo los fraceses regulan su propia esclavitud en el Caribe promulgando el «Code Noir» hacia 1685.

El siglo XVIII no vería sino aumentar más la trata de esclavos permitiendo así establecer los cimientos del futuro desarrollo como primera potencia mundial de los Estados Unidos.

El posterior movimiento de la Ilustración llevaría a la creación de pequeños grupos abolicionistas que poco a poco irían ganando terreno en favor de la definitiva abolición de este comercio de personas.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...