Los conflictos entre las familias Almagro y Pizarro

La historia y el carácter de algunos conquistadores han querido que pasaran ciertas anécdotas a la historia, como la que tenemos entre Almagro y Pizarro, dos socios durante la conquista del Perú pero que por traiciones y engaños, se convirtió prontamente en el primer culebrón del continente.

Ejecución de Diego de Almagro a manos de Pizarro

La intención no era entrometerme demasiado en la Historia de América o en los momentos de la conquista para ser más claro, pero tengo desde hace mucho tiempo en mente hablar de la «novela» ocurrida en Perú entre Almagro y Pizarro. Alguna vez he comentado que iba a escribirlo y creo que hoy es el momento ideal.

La historia es atractiva pues no todos la conocen bien. Casi no hay fuentes en Internet que lo mencionen y si os fijáis en Wikipedia (pues la inmensa mayoría de vosotros busca información allí) tened mucho cuidado pues insólitamente (aunque sea una costumbre), no coinciden las biografías de Almagro y Pizarro en las mismas circunstancias, es decir en su enfrentamiento.

Más que una anécdota en América de la conquista, podríamos decir que es una de las primeras novelas del continente, donde la venganza, los celos y la envidia son los temas centrales de los dos protagonistas principales, Diego de Almagro (1475 – 1538) y Francisco Pizarro (1478 – 1541) e incluye a toda la familia.

Pizarro, Almagro y Luque fueron los tres conquistadores que en sociedad llevaron adelante la Conquista del Perú, pese a que el mérito de ello sea del primero al ser quien capturó al Inca Atahualpa. Pero el conflicto se origina por una «mentira» podríamos decir de Pizarro a Almagro, quien le alentó a explorar los territorios donde actualmente se encuentra Chile.

Francisco Pizarro

Almagro aceptó pues recibía noticias que al sur de Cuzco, ciudad donde los dos se encontraban, existían muchas riquezas pertenecientes a los Incas que aún no habían sido tocadas. Así comienza su empresa con el aval del Rey Carlos I quien le otorga el título de Adelantado «de todas las tierras más allá del lago Titicaca«, es decir en la región mencionada.

Claro que Almagro nunca pensó que se encontraría con paisajes desoladores y la muerte de varios hombres, más aún cuando cruzó el desierto de Atacama. Este engaño, y así no os sigo abrumando con toda la historia,  llevó a que retornara a Cuzco y la ocupase en el año 1537, haciendo prisionero a los dos hermanos de Pizarro, Gonzalo y Hernando.

En 1538 se llevaría adelante la batalla de Salinas en la que Pizarro con sus hombres decide retomar la ciudad de Cuzco, lográndolo casi de inmediato y al mismo tiempo, liberando a sus hermanos y aprisionando a Almagro, quien sería ejecutado en 8 de julio de ese mismo año.

Pero la historia no quedaría allí pues Almagro tenía una gran cantidad de hombres a su favor incluso tras su muerte (llamados «almagristas») quienes rodearon y siguieron a Almagro el Mozo, hijo del primero que pretendía vengar la muerte de su padre.

Diego de Almagro

Así es que en año 1541 en medio de varias revueltas y enfrentamientos entre partidarios de ambos conquistadores, Francisco de Pizarro es asesinado en su palacio por Almagro el Mozo. En ese mismo momento la Corona cita a Hernando Pizarro a España para rendir cuentas de lo sucedido.

En 1542 es asesinado Almagro el Mozo por los hombres de la familia Pizarro, en tanto que los almagristas se desquitaron en el año 1548 al dar muerte al hermano de Francisco, Gonzalo Pizarro. Lógicamente que en medio existieron enfrentamientos muy duros y cruentas batallas entre las dos familias, pero las veremos en otra ocasión.

¿Quién se benefició de todo esto? Sólo una persona, Hernando Pizarro quien tras la primera disputa fue encarcelado en España a 20 años de prisión y al finalizar su condena fue liberado, casándose con su sobrina quien era descendiente directa de los Incas para más información y por lo tanto, a los 50 años de edad, pasó a ser uno de los hombres más enriquecidos de los conquistadores (y España), por el oro de su esposa. Y además, salvó su vida pues en América sólo la muerte le estaba esperando.

Si queréis leer esta historia un poco más esquematizada y profunda, como así otros aspectos de la conquista, os recomiendo la lectura de «Las venas tapadas de América Latina«, del Doctor en Historia Marcos Cantera Carlomagno quien detalla impecablemente esta «anécdota».

Imagen Ejecución de Almagro: Maksim en Wikipedia
Imagen Francisco Pizarro: Llull en Wikipedia
Imagen Diego de Almagro: Napoleón333 en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...