Las huchas más antiguas son también las más bonitas

¿Cuál es el origen de las huchas? ¿Cuáles son las más antiguas? Conozcamos algunas de sus más interesantes características.

Huchas victorianas

Las huchas han sido utilizadas como bancos caseros desde la antigüedad. Un templo griego en miniatura o una caja china hecha de barro o porcelana, son algunos de los ejemplos de estas reliquias.

En el siglo XV, las huchas se realizaban de todas las formas y tamaños y eran muy comunes en todas partes. Un gran número de ellas, la mayoría rotas, se han encontrado en las excavaciones alrededor de la capital de Majapahit Wilwatikta. Hay varios ejemplos en la exhibición en el Museo Nacional de Indonesia, en Yakarta, incluyendo una de ellas, que fue restaurada a partir de los fragmentos encontrados por los conservadores.

El cómo llegaron las huchas a tener su forma tan característica nos lleva al año 1400 y 1700, cuando el sonido de las vocales inglesas comenzó a transformarse, cambiando el sonido “pug” a “pygg” (cerdo), y aunque las huchas con forma de cerdo en el siglo XVIII ya no eran de arcilla, el nombre se había mantenido, por lo que los artesanos comenzaron a crear las huchas con forma del animal. La adicción de un tapón extraíble en el siglo XIX marcó el comienzo de la era de las huchas, pero fue el Imperio Majapahit el que dio a las huchas la forma de adorables cerditos por las que son conocidas.

Las huchas que quedan intactas son raras, por supuesto, ya que para obtener el dinero de su interior era necesario romperlas. Pero hay una que data del siglo XVIII en perfecto estado en el Museo de Ashmolean, en la Universidad de Oxford. Por 5.000 $, la hucha está en venta para poder romperla y acceder a lo que hay en su interior.

Los Archivos del Gran Escribano, un enorme rollo de papel sobre la historia de China, escrito por Sima Qian entre el año 109 y 91 a.C, incluyen algunas historias morales sobre estas huchas, como la de Gongsun Hong, que comenzó a estudiar las Crónicas de Confucio del estado de Lu y aprobó los exámenes académicos con gran éxito cuando tenía 40 años de edad, lo que le sirvió para conseguir que le nombraran profesor de la corte de la dinastía Han del emperador Wu (141-87 a.C).

Antes de salir de su pueblo para comenzar una nueva vida, un anciano le dijo que tomara la lección de la hucha: si llenas tu vida de tesoros es probable que termines rompiéndote. En cambio, si vives frugalmente, como la humilde arcilla, ganarás dinero poco a poco, con honor. Gongsum Hong siguió el consejo del anciano y fue conocido siempre por su honestidad, vida sencilla e incorruptibilidad.

Vía chinaknowledge

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...