Las Guerras Serviles en Roma

En la Antigua Roma tuvieron lugar una serie de enfrentamientos entre el Imperio y los esclavos llamadas Guerras Serviles, tres en total aunque sólo en la última la gran civilización corrió grave riesgo.

Recreación de Espartaco luchando de rodillas en la Tercera Guerra Servil

La historia de la Antigua Roma está cargada de rebeliones internas, pero una de las más importantes fue la Tercera Guerra Servil (73 – 71 a.C.) liderada por el célebre Espartaco, en lo que constituyó la tercera y última revuelta de las llamadas «Guerras Serviles«, que como su propio nombre indica, fueron organizadas por los esclavos del Imperio, con el fin inicial de liberarse de su condición, aunque en la última el objetivo varió radicalmente.

Se enfrentaron los esclavos contra el Imperio Romano en tres guerras diferentes:

  • La Primera entre los años 135 – 132 a.C.
  • La Segunda entre los años 104 – 103 a.C.
  • La Tercera como lo mencionamos, entre los años 73 – 71 a.C.

De todas ellas sólo la última logró hacerle daño real al imperio, pues las restantes las controlaron con relativa facilidad. En el caso de la liderada por Espartaco, su gran astucia como líder y estratega logró derrotar a varias legiones romanas, llegando a atravesar toda la península de norte a sur sin que nadie pudiese impedírselo.


La intención era escapar junto con aproximadamente 120.000 esclavos por el norte de Italia, pero tras derrotar su último escollo, decidieron retornar para vengarse de sus opresores, un craso error pues terminaría con una derrota impactante casi al finalizar su empresa, al atravesar todo el Imperio hacia el sur.

La caída de Espartaco

He leído en varios sitios que si bien se perdió esa guerra, debilitó mucho al imperio al punto que en el siglo V los esclavos terminaron por dominar Roma. Más claramente os digo que Wikipedia expresa esta tontería, pues se está cometiendo un error grosero al decir que los esclavos eran los bárbaros.

Si bien había esclavos germanos al momento de las revueltas, jamás se les denominó bárbaros, e incluso no guardaban relación con ellos pues provenían de aldeas y pueblos esparcidos por los límites de Italia. Los bárbaros que terminaron conquistando Roma, fueron pueblos guerreros, unidos entre todos ellos con el fin de arrasar el imperio pero por el mero hecho de divertirse.

Recordemos, como lo hicimos en otro post, que antes que esto ocurriese estas tribus vivían en cierta armonía con los romanos, al menos en los límites sin que nadie les molestase en absoluto. Los esclavos no son bárbaros, y ese dato debemos tenerlo muy claro para evitar más errores en el futuro.

Prometo en un próximo post, escribir más detalladamente sobre la Tercera Guerra Civil y más que nada, de Espartaco, por ser una personalidad clave en la Historia de Roma.

Imagen Guerra Servil: AndreasPraefcke en Wikimedia
Imagen Espartaco: Jastrow en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...