Lady Di: una corta vida de princesa y de mujer comprometida

En sólo unos días se cumple un nuevo aniversario del trágico desenlace de Diana Spencer, quien fuese princesa de Gales, también conocida como Lady Di: el 31 de agosto de 1997 su vida encontró el final con sólo 36 años en un accidente automovilístico, cuya naturaleza y reales causas aún se ponen en duda.

En sólo unos días se cumple un nuevo aniversario del trágico desenlace de Diana Spencer, quien fuese princesa de Gales, también conocida como Lady Di: el 31 de agosto de 1997 su vida encontró el final con sólo 36 años en un accidente automovilístico, cuya naturaleza y reales causas aún se ponen en duda.

Lady Di contrajo matrimonio con el Príncipe Carlos de Gales el 29 de julio de 1981

Diana Spencer fue la hija menor de John Spencer (octavo conde Spencer) y llegó al mundo un 1 de julio de 1961 para criarse junto a sus dos hermanas, Sarah y Jane, y su hermano menor, Carlos, en una familia de la pequeña nobleza en Sandringham (en Norfolk, al este de Inglaterra).

Se graduó de la escuela King´s Lynn y en 1970 se trasladó al internado femenino de Riddlesworth Hall para ingresar a West Heath en 1973. De 1977 a 1978 estudió en Suiza y finalmente se estableció en Londres, donde trabajó para varias empresas.

Al Príncipe Carlos lo conoció en 1977 durante una batida de caza; según se cuenta, el futuro heredero al trono inglés quedó flechado por aquella jovencita de familia aristocrática con orígenes reales. Sólo dos años después, el noviazgo entre ambos ya era un hecho.

Diana Spencer murió en un accidente de auto el 31 de agosto de 1997. Tenía sólo 36 años

El 29 de julio de 1981 se celebró en la catedral londinense de Sant Paul la boda real más esperada, que fue además vista por millones de espectadores alrededor del mundo, gracias a las trasmisiones televisivas simultáneas ya existentes. Un millón de personas estuvieron presentes en la misma ceremonia y se calcula que otros 700 millones lo siguieron de cerca de través de la pantalla chica.

El 21 de junio de 1982, Diana dio a luz a su primer hijo, el príncipe Guillermo, y el 15 de septiembre de 1984, llegaba al mundo el segundo de los vástagos, el príncipe Enrique.

La vida social de Lady Di se fue repartiendo entre el cumplimiento de los deberes que le correspondían por ser princesa y entre muchas actividades y visitas que realizó por su cuenta, motivada por cuestiones sociales y humanitarias.

Aunque Lady Di trató de mantener su vida privada y abocarse a su familia, la prensa comenzó a hacerse eco de las desavenencias de su vida matrimonial, algunas quizá verídicas y otras muchas, inventadas. Al mismo tiempo, y ya entrada la década del 90, los viajes en solitario de Lady Di eran cada vez más frecuentes.

En mayo de 1992, después de regresar de un viaje por India y Egipto, se oyeron fuerte los primeros rumores de separación. También sonaba el romance de Carlos con su amiga Camila Parker Bowles. Finalmente, en diciembre de ese año, los príncipes de Gales se separaron, aunque el divorcio se formalizó recién en febrero de 1996.

Lady Di prestó su imagen pública para muchas campañas humanitarias y participó de actos a favor de los sectores más marginados, principalmente pobres y enfermos. Gracias a su activa participación en causas humanitarias, a su simpatía, disposición y el afecto que ganó por gran parte de su pueblo, Diana ganó el mote de “Princesa de Corazones”.

Mientras tanto los paparazzi y revistas sensacionalistas seguían facturando gracias a ella y sus supuestos amantes. En 1997, Lady Di viajaba en auto junto a su novio, el millonario de origen egipcio Dodi Al Fayed, supuestamente asediada por paparazzi, a toda velocidad por el interior del túnel del Alma en París cuando un accidente fatal terminó con su joven vida. Diana Spencer fue finalmente enterrada en su ciudad natal, Sandringham.

Fotos Wikimedia 1 y 2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...