La vida de Jesús de Nazaret, ¿fue realmente así?

¿Es realmente la historia de Jesus de Nazaret tal y como lo explica la Iglesia?. Según algunos expertos, la crucifixión de Jesús, aunque era propia de las leyes existentes en Palestina en aquellos días, las acusaciones que fueron vertidas contra este eran del todo contrarias a los intereses de los sacerdotes y ante ellas Pilatos no podia lavarse las manos.

¿Es realmente la historia de Jesús de Nazaret tal y como lo explica la Iglesia?. Según algunos expertos, la crucifixión de Jesús, aunque era propia de las leyes existentes en Palestina en aquellos días, las acusaciones que fueron vertidas contra este eran del todo contrarias a los intereses de los sacerdotes y ante ellas Pilatos no podía lavarse las manos.

Las explicaciones que los primeros cristianos difundieron durante mucho tiempo en las que responsabilizaban de la crucifixión al pueblo judío, han no sólo entorpecido las investigaciones sino que alimentaron durante siglo la persecución y el antisemitismo de cristianos de todo el mundo hacia esta minoría. La Iglesia, jamás y hasta fechas recientes, reescribió su discurso acerca del carácter antisemita que esta tenía de los judíos y estos sentimientos a veces se siguen reflejando en nuestros días.

Si se desea realizar una verdadera aproximación a la figura histórica de Jesús, debera inevitablemente dejarse atrás prejuicios y estereotipos producto de siglos de adoctrinamiento cristiano

Flavio Josefo, es el principal autor (sino el único) del siglo I que nombra al personaje histórico de Jesús. El problema es que Flavio Josefo era judío, por lo que este prejuicio puede haber llevado a la Iglesia a ignorar su testimonio.

En su obra Antigüedades judías, escrita hacia el 90, describe a Jesús como a un hombre sabio acusado por la aristocracia judía y condenado a la cruz por Poncio Pilato. Sin embargo lo mas destacable es la distinción que realiza entre quienes lo acusaron y quien lo condenó. Los cristianos desde el principio confundieron esto, atribuyendo a los judíos todo la responsabilidad. Según la versión tradicional cristiana, los judíos fueron acusadores y jueces, un versión bastante absurda por la situación política de un imperio romano con poder casi absoluto en la región, pero una versión que benefiaba la animadversión contra el principal colectivo religioso rival del cristianismo.



De igual forma, Jesus habló con frecuencia sobre inminente el fin del mundo y la llegada del Reino de Dios. Hasta mucho tiempo después nadie escribió nada sobre la vida y enseñanzas de Jesús ya que debido a sus profecias apocalipticas, sus seguidores pensaron que no serviría de nada escribir algo teniendo tan próximo el día del Juicio Final.

Sin embargo los días pasaron y ningún juicio llego. Lo que si llegó fué ta vez, la necesidad de compilar ahora si, la vida y enseñanzas de Jesús que se habían transmitido oralmente. El mismo obispo frigio Papias que vivió hacia los años 70-140, recomendaba no fiarse de los evangelios que por entonces comenzaban a verse. Papías que había escuchado las versiones de los discípulos de Jesús, asombraba a sus feligreses acerca del desorden de los evangelios así como mal traducidos del original hebreo. (Eusebio de Cesarea, Historia Eclesicistica).

La falta de todo rigor histórico que caracterizaban a los numerosos evangelios que se distribuyeron a partir de finales del siglo I, llevó a la Iglesia del siglo IV a escoger tan sólo cuatro de ellos. Pero lo cierto es que ni estos ni los denominados apócrifos habian sido escrito con la intención de dar una versión histórica del pasado, que ayudaría a entender a los seguidores de Jesús la tardanza en la llegada del fin del mundo o el rechazo judio hacia las doctrinas de Jesus.

De esta forma, los evangelistas (autores anónimos que no fueron testigos oculares de lo narrado) se sirvieron de diversas tradiciones orales que fueron a su vez modificados bajo un criterio personal y a continuación las transmitieron en griego, una lengua completamente diferente al arameo en que hablaba Jesús. Este es uno de los motivos por los cuale se producen discrepancias al respecto de identificar a los 12 apostoles, puesto que al menos 15, merecen esta calificación. También surgen discrepancias sobre a quiên y donde se apareció Jesús por primera vez resucitado.

Auque se han identificado las tradiciones más fiables de los evangelios persisten como es lógico, muchas dudas acerca de diverso episodios.

Las tradiciones más fiables han permitido reconstruir el entorno social de Jesús y poner de relieve las causas mas probables de la ejecución de este. Judea era una pequefia provincia del Imperio Romano hacia el año 6 d.C. y una fuente enorme de profetas y revolucionarios judíos cuyas actitudes fueron muy similares a las que mostros Jesús. Judea era gobernada por un “praeftctus” y cuya principal responsabilidad era mantener el orden público, impartir justicia y recaudar impuestos entre la población. Para ello disponia de tres mil soldados y podía condenar a muerte.

Las funciones del “praeftctus” o gobernador eran ejecutadas en Jerusalen, por los sumos sacerdotes, pero sólo en parte. A estos sumos sacerdotes pertenecían la secta de los saduceos, aristócratas que se habían helenizado y controlaban de forma exclusiva las actividades realizadas en el Templo. El Templo significaba el centro del judaismo y como tal único lugar donde se podían realizar sacrificios a Yahve. Se obligaba a los judíos a pagar tributo anual y el diezmo de sus cosechas para en teorái sostener el Templo y a los sacerdotes-

Los sacerdotes disponían de grandes privilegios religiosos al mismo que tiempo que se encargaban de colaborar con el invasor para mantener el orden a través de su propia guardia compuesta por varios miles de soldados. De esta forma Roma pudo gobernar tal y como lo hizo en la región. El hecho de que Pilatos se lavara las manos, supone una visión tradicional, pero no muy acorde con la historia y la realidad política romana.

El caso de la acusación también tradicional que ha pendido sobre los fariseos, no es muy sólida. Los fariseos prioizaban el estudio de las Escrituras y el cumplimiento escrupuloso de sus preceptos y para ello elaboraron normas a seguir en la vida diaria, normas que posteriormente quedarían expresados en el Talmud. A Jesus le reprochaban que curara a los impuros y perdonara sus pecados, ya que Ley judia establecia que para perdonar los pecados se debía seguir un rito de purificación en el Templo y ante los sacerdotes.

Aunque Jesús mantuvo enfrentamiento con estos que fueron magnificados a posteriori por los evangelistas, algunos de estos llegaron a simpatizar con él según testimonios del Nuevo Testamento y es que fueron estos quienes le advirtieron que el rey galileo Herodes Antipas quería matarlo. Ningún fariseo se presento entre los acusadores. Josè de Arimatea, fue un presunto fariseo, que bajó a Jesús de la cruz y asin vida y lo enterró en su propia tumba. muchos fariseos —Pablo de Tarso, entre ellos— se hicieran cristianos posteriormente.

Sin embargo, los saduceos tenían verdaderos intereses para acabar con Jesús. Eran estos y no los fariseos eran quienes tenían toda la autoridad y a quien Jesús menospreciaba como jerarcas del Templo. El hecho de que el relato tradicional descargue sobre los judíos toda la responsabilidad y exima al gobernador romano Poncio Pilatos podría significar un acercamiento al imperio romano con el que la Iglesia católica estrecharía mas tarde, lazos hasta tal punto que su religión terminaría siendo legal y el mismo emperador Constantino se bautizara antes de morir.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...