La Revolución Francesa a través del cine

La Revolución Francesa ha sido uno de los acontecimientos más determinantes en el devenir de la Humanidad. Por eso, era inevitable que el cine se ocupara de ella, brindándonos una visión diferente a la historiográfica. Aquí señalamos algunas películas míticas para ayudar a comprenderla.

Puesto que una de las principales fuentes argumentales del cine es la Historia, resulta lógico que todos los grandes personajes y acontecimientos de ésta hayan sido objeto de versiones cinematográficas que aportan una visión de los hechos distinta de la puramente historiográfica. Porque el cine es también ficción y no puede pedírsele el mismo rigor que se debe exigir a los historiadores.

Uno de los acontecimientos que han marcado el posterior devenir de la Humanidad es la Revolución Francesa y, consecuentemente, el cine también se ha ocupado de ella. Sin embargo, puede decirse que no hay una película que la aborde de forma general, desde su inicio hasta su fin. Si acaso una superproducción europea del año 1989 titulada precisamente ‘La Revolución Francesa’ y protagonizada por Klaus María Brandauer y Jane Seymour. Pero no puede decirse que esté del todo lograda.

Foto del Palacio de las Tullerías

Vista del Palacio de las Tullerías, uno de los escenarios de la Revolución Francesa

También brinda una visión de conjunto ‘La Marsellesa’, de Renoir. Sin embargo, más que una película histórica, se trata de una exaltación marxista de las revoluciones y, por tanto, carece de fidelidad a los hechos. Al margen de éstas dos, podríamos decir que no existe un film que trate el acontecimiento de forma global. Sí hay muchas que se centran en aspectos concretos de la Revolución o en determinados personajes y resultan útiles para hacerse una idea de ella.

La primera de éstas es nada menos que de 1922 y se titula ‘Las dos huérfanas’. Esta película de Griffith es, más que nada un melodrama con el trasfondo histórico del acontecimiento, al igual que las diferentes versiónes fílmicas de la novela de Dickens ‘Historia de dos ciudades’, entre las que destaca la que, en 1935, realizó Clarence Brown.

En un hecho puntual aunque muy importante dentro de la Revolución Francesa –la huida y posterior captura del Rey Luis XVI-, se centra ‘La noche de Varennes’, de Ettore Scola, que presenta una interesante profundización en los personajes. Pero, quizá, los mejores frutos cinematográficos sobre el acontecimiento se encuentren en los biopic, es decir en aquellos films que reproducen la vida de alguna de las figuras importantes del hecho.

Entre éstas, es sin duda Napoleón el que se lleva la palma. Y no deja de resultar curioso que el personaje más tratado por el cine sea quién acabó definitivamente con la Revolución. Existen un sin fin de películas que abordan su vida pero, por su calidad y por lo clásico, citaremos el ‘Napoleón’ (1927) de Abel Gance. También se han realizado muchas sobre María Antonieta, entre las que destaca la versión romántica de W. S. Van Dyke en 1938.

En fin, incluso Lafayette tiene su propia película. Pero las citadas son suficientes para hacernos una idea de lo que fue la Revolución Francesa. Tan sólo citar como curiosidad la cinta cómica ‘Empiecen la revolución sin mí’, dirigida en 1969 por Bud Yorkin y protagonizada por Gene Wilder.

Fuente: Kaos en la Red.

Foto: Daquella Manera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...