La momia de plástico de Alemania tenía un cráneo real

El hallazgo de la momia descubierta en el ático de la ciudad alemana de Diepholz y que fue encontrada por Alexander Kettler que tenía solo diez años, no es una momia, ni una víctima de un crimen.

momia plastico

Así lo han confirmado exámenes forenses. Los cuales han determinado que la mayor parte es un esqueleto de plástico, posiblemente un modelo de la escuela de medicina, de fabricación reciente, coronado con un verdadero cráneo humano.

En primer lugar, el padre del niño Alexander, Wolfgang Lutz Kettler, trasladó el sarcófago y otras cajas en su camioneta Mercedes y condujo el lote al Instituto Arqueológico de Berlín. Las piezas que se encontraron junto a la caja de la momia, que fue una máscara mortuoria de barro y un vaso conopo) fueron rápidamente descartados, ya que eran falsificaciones, sobre todo porque se veía que su construcción era como si estuvieran hechas por estudiantes.

A continuación los expertos examinaron las vendas en las que la momia fue envuelta y se sorprendieron cuando descubrieron que los telares de la momia habían sido hechos con máquina en el s. XX. Los expertos no desenvolvieron la momia por si pudiese ser real a pesar del vendaje.

El padre quería saber más acerca de la momia, por lo que llevó la momia al hospital de la ciudad de Diepholz para ver lo que había dentro de la envoltura sin correr el riesgo de dañar los restos humanos. Las radiografías encontraron lo que parecía ser un esqueleto humano de sexo indeterminado dentro. El cráneo tenía una gran punta de flecha incrustada en la cuenca del ojo y estaba envuelto con un metal. El resto del pequeño esqueleto, mide cuatro metros y diez centímetros, parecía estar envuelto en algún tipo de lámina de metal.

Los expertos analizaron la extraña momia y encontraron que no era una momia real, ni siquiera un esqueleto real. Era un esqueleto de plástico que estaba rociado con un producto químico metálico que bloquea los rayos X. El cráneo era real, pero la punta de flecha en su ojo era de juguete. El cráneo muestra signos de ser una pieza de alguna escuela de medicina.

La familia Kettler todavía desea averiguar cómo esta momia terminó en el ático de los abuelos y estuvo allí durante décadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...