La llegada de César Augusto al poder de Roma

Tras la muerte de Julio César, se instaura el Segundo Triunvirato en Roma, siendo gobernada por Octavio, Marco Antonio y Lépido, cada uno de ellos en su parte correspondiente. Octavio apartará a los dos de sus cargos (a Marco Antonio en la Batalla de Actium) y se proclamará Emperador de Roma.

César Augusto, también conocido como Octavio

César Augusto, también conocido como Octavio

La llegada al poder de César Augusto, llamado en realidad Cayo Octavio Turino, se da en medio de una serie de conflictos en Roma, tras la muerte de su tío Julio César. Todos conocemos la historia en la cual Julio César es muerto en el Senado por sus hombres de confianza, Bruto y Casio, y muchos otros colegas de la magistratura, quienes veían al gobernador como un tirano que quería instaurar nuevamente la monarquía.

Una vez muerto el emperador, se enfrentan en una cruel guerra civil los partidarios de Julio César liderados por Octavio, Lépido y Pompeyo por un lado, y los asesinos y partidarios de éstos por otro, siendo los últimos derrotados en la doble Batalla de Filipos e instaurando el Segundo Triunvirato en Roma.

Este Segundo Triunvirato dividió el territorio en tres partes gobernando así Marco Antonio, Marco Lépido y Octavio, los máximos personajes victoriosos de las revueltas civiles. Pero aquí debemos mencionar un antecedente fundamental, en el año 44 a.C. Octavio regresa a Roma a reclamar el título que le correspondía, al ser sobrino de Julio César.


Marco Antonio se negó rotundamente a ello, pero el Senado apoyó a Octavio aunque éste sabía que lo hacían sólo para deshacerse del primero y una vez apartado, también le eliminarían a él. Por ello se reúne de forma secreta con Marco Antonio en una isla cerca de Bolonia, donde deciden, junto a Lépido, instaurar un nuevo Triunvirato. Este pacto se conoce como «Pacto de Bolonia«.

Este pacto sin embargo no fue igualitario. A Marco Antonio le tocaron las tierras de Oriente, a Octavio toda la región de Italia y Lépido fue marginado por ambos, cediéndole así las irrelevantes tierras africanas.

Marco Antonio

Marco Antonio

Octavio debió lidiar con las continuas revueltas internas aunque lentamente comenzó a cobrar cada vez más fuerza y sobre todo, aceptación popular. Una vez consolidado, le quitó a Lépido sus tierras pero con Marco Antonio la cuestión fue diferente pues procuró por todos los medios mantener buenas relaciones, debido al poder que éste ostentaba en Roma pese a vivir despreocupadamente en Egipto junto a Cleopatra.

En vista a esto, comenzó a trazar una estrategia para apartar a Marco Antonio de la vida política y para contar con todo el apoyo popular, basó sus discursos en que éste pretendía cederle a Egipto algunas de las tierras más valiosas. Así, con el aval del pueblo, el Senado de Roma declara la guerra a Cleopatra en el año 31 a.C. aduciendo que Marco Antonio no cumplía sus funciones para el Triunvirato.

Tras la batalla de Actium en septiembre de ese mismo año, Marco Antonio se escapa con Cleopatra (luego se suicidarían) y Octavio se hace con todo el poder de Roma, nombrándose Princeps, cambiando su nombre a Augusto y proclamando de forma definitiva el Imperio dejando atrás la República Romana.

Imagen César Augusto: Brian0918 en Wikipedia
Imagen Marco Antonio: Amadscientist en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...