La llegada a la luna 45 años después

Se cumplen 45 años desde que el Apolo XI lograra aterrizar en la luna. El primer hombre en pisar el satélite iba a bordo de aquella misión. Era Neil Armstrong, que falleció hace casi dos años.

Se cumplen 45 años de una de las frases más famosas de la Historia Contemporánea: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”. En efecto, la llegada del hombre a la luna celebra un nuevo aniversario, esta vez enmarcado por un contexto político internacional muy parecido al que rodeó aquel hito histórico. La tensión que se vive en Ucrania, sobre todo, tras el derribo de un avión de pasajeros el pasado jueves, nos recuerda indudablemente a la Guerra Fría. Mientras se recuperan los cuerpos de los 298 pasajeros que viajaban a bordo del MH17, los norteamericanos y los rusos nos trasladan a una época que creíamos haber superado. Entre tanto, el gobierno de Barack Obama aprovecha para sacar pecho, precisamente, de uno de los hechos que marcó aquel conflicto: la llegada del hombre a la luna.

La carrera espacial fue un “campo de batalla” más entre las dos superpotencias que entre 1945 y 1989 se pelearon la hegemonía del mundo. Los Estados Unidos y la URSS pusieron todo su empeño en ser los primeros en conquistar el espacio. Cuando los bloques estaban claramente definidos y la posibilidad de expandirse en la Tierra quedaba restringida, la salida fue continuar más allá del globo terráqueo. El primer tanto de esta competición espacial se lo adjudicó la URSS, que en 1957 fue la primera potencia en enviar fuera del planeta un satélite artificial: el Sputnik 1. Del mismo modo, logró enviar al primer animal (la perrita Laika, también en 1957) o el primer hombre (Yuri Gargarin en 1961) al espacio.

Sin embargo, el más mediático de todos, se lo llevó Estados Unidos, poniendo en la luna por primera vez a un ser humano. Fue el 21 de julio de 1969. El evento, de hecho, fue televisado en todo el mundo. Aquel momento también simbolizó la globalización de los medios de comunicación, ya que un mismo hecho fue compartido al mismo tiempo por millones de personas. 45 años después, el mundo ha cambiado bastante y la ciudadanía se informa por otros medios menos controlados y más libres como Internet. En este contexto y sin su principal protagonista, Neil Armstrong, fallecido hace menos de dos años (Michael Collins y Edwin E. Aldrin, los otros dos astronautas, siguen con vida), los Estados Unidos conmemoran el acontecimiento. Así, con una mirada en el pasado recordando aquella victoria, el gobierno norteamericano no pierde de vista la posibilidad hacernos revivir “aquellos maravillosos años”.

Foto: Luz Adriana Villa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...