La guerra de movimientos de la Primera Guerra Mundial

Primera Guerra MundialAl hablar de la Primera Guerra Mundial suelo compararla con un enorme tablero de ajedrez, donde encontramos dos bandos y al única forma de poder lograr el tan ansiado «jaque mate» es con mucha paciencia, y sobre todo, con gran agilidad mental para poder mover las piezas de la mejor manera posible, empleando la mejor de las estrategias.

Esta es la forma que suelo dirigirme a mis alumnos para que se logre comprender el momento de la guerra en sí mismo, que es un tanto más entreverado que explicar las causas o las consecuencias de la misma. Pero para poder hablar de los acontecimientos en sí mismos, no sólo debemos comparar a la Triple Alianza y a la Triple Entente marcando el poderío de unos y otros, sino que debemos tratar dos aspectos fundamentales en referencia a la estrategia empleada.

Es justamente estrategia la que les permitirá a unos o a otros ser los ganadores de la que fue llamada Gran Guerra, por emplearse elementos que nunca antes en la historia se habían apreciado, como armas, tanques de guerra, aviones y un sinfín de cosas más.


Dos guerras estratégicas se disputaron simultáneamente en este período , por un lado una guerra de movimientos en el año 1914, y por otro una guerra de posicionamientos entre 1915 y 1916. De ambas es que parte el ideal de la comparación con el ajedrez, un error de cálculo, una pequeña falla nos puede costar el jaque mate y en este momento el costo sería muy alto.

Pero en esta ocasión vamos a hablar simplemente de la primera etapa de la Gran Guerra, es decir la guerra de movimientos ya que de por sí en bastante extensa y si lo mezclamos con los posicionamientos no podremos comprender demasiado esta idea.

Así que en el año 1914 comienza la guerra de movimientos, y ese paso lo da Alemania siguiendo el llamado Plan Schlieffen. Este plan se basaba en un cálculo muy simple, el tiempo en que demoraría el ejército ruso en poder colocar en el frente todo su potencial debido a las distancias. Aprovechando esas semanas de ventaja es que los alemanes atraviesan Bélgica lanzándose contra Francia, lo que obligó a empujar por un lado al ejército francés a Charleroi y por otro al inglés hacia Mons.

En este momento el Estado Francés cometió el primer error, un mal cálculo de los efectivos alemanes y remediarlo requeriría un rápido movimiento. Endulzados por el parcial triunfo, los alemanes siguen avanzando obligando al gobierno francés a abandonar París cuando el 2 de septiembre las tropas enemigas dominan Senlis a tan solo 25 kilómetros de la capital francesa.

Aquí ingresa uno de los grandes estrategas en juego a favor de Francia, Joffre, quien planifica un gran contraataque concentrándose en el Marne donde se alojaba el ala derecha de la tropa alemana. Alemanes que por cierto estaban en serio peligro de ser desbordados por los franceses además de ver muy limitadas sus comunicaciones.

Batalla de Marne

Batalla de Marne. Foto: W. Wolny en Wikimedia

Aquí se desarrollará una de las más conocidas batallas de la Gran Guerra, la Batalla del Marne donde el ejército francés en una magistral estrategia del mencionado Joffre derrota a los alemanes no sólo en número, sino en este enorme juego de ajedrez. Luego del «jaque» el Generalísimo alemán Moltke es sustituido por Falkenhayn y por ende, el fallo del Plan Schlieffen.

Fracasa además el intento de tomar París, y por sobre todo, causar el hundimiento rápido de Francia en la guerra. Pero luego de la derrota era necesario un nuevo plan estratégico y liquidar Francia no era lo más conveniente. Para ello renuncian a esa idea pero se someten a subsanar uno de sus errores, las comunicaciones y para ello inician la segunda batalla conocida por todos al menos de nombre, la Batalla de Flandes.

Esa batalla consistió básicamente en una carrera hacia el mar asegurando sus comunicaciones. Para ello ocupan Yprés, Gante y Brujas en forma consecutiva ocupando toda la llanura belga creando así un frente de 800 kilómetros desde la costa del Canal de la Mancha hasta la frontera con Suiza, país neutral en la guerra. subdivido de este modo el mapa bélico, vemos que hacia el oeste ha fracasado por completo el intento alemán de avanzar sobre Francia en lo que se suele denominar «movimiento de profundidad«.

Por otra parte encontramos que la parte este los alemanes están más fortificados que antes y por ello enfrentan sin temor al ejército ruso que para fines de agosto y comienzos de septiembre ya habían arribado a sus posiciones. Alemania logra derrotarlos en Tannenberg primero y luego en Prusia Oriental, más concretamente en los Lagos Masurianos donde descuella una figura estratégica por sobre los demás, el lugarteniente del Generalísimo alemán Hindenburg, es decir Ludendorff quien se afianza en su puesto como táctico.

A simple vista parece que los alemanes están ganado los primeros movimientos de esta guerra, pero en realidad existen dos contrapesos muy fuertes pese a la victoria sobre los rusos. Por un lado Moltke no tiene refuerzos en el oeste y es detenido su avance en Marne por el ejército francés y por otro lado en las regiones de Galitzia y los Balcanes los austriacos también se ven obligados a retroceder.

Trincheras rusasLudendorff fue muy bueno en la estrategia contra los rusos, pero cometió un grave error. No contó conque era sólo una distracción para que no tomaran Francia. Rusia estaba muy lejos para poder ser invadida, pero Francia no y el avance del ejército ruso por el este significó que los alemanes se afirmaran en ese lugar para derrotarlos, pero simultáneamente debían quitar fuerzas a su parte oeste por lo que los francés tuvieron el tiempo necesario no sólo para salvarse del hundimiento, sino para reacomodarse.

En este momento Japón ingresa al juego con su declaratoria de guerra a Alemania, pero simultáneamente ingresa Turquía para reforzar a la alianza (aliados de Alemania) quienes ni bien ingresan atacan los puertos rusos de Sebastopol y Odessa.

El panorama está armado, los bloques conformados y la lección que deja este primer año de enfrentamientos es que la defensiva puede más que la ofensiva, por lo que comienza a crearse un sistema de trincheras y fosas muy extensas. Ya se puede ver que lo que debía durar un corto tiempo, se transformará en una guerra de varios años.

Imagen Primera Guerra: dna-webmaster en Wikipedia
Imagen trinchera rusa: Moverton en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...