La caída del Imperio Romano de Occidente

En el año 476 ocurre lo que desde varios años antes se preveía, la caída del Imperio Romano de Occidente, cuando el emperador Rómulo Augústulo es depuesto, asumiendo en su lugar el líder de los hérulos Odoacro.

Hablar de la caída del Imperio Romano es una tarea harto difícil. Existen decenas de hipótesis, cientos de causas y muy pocas visiones similares entre quienes nos dedicamos al estudio de la Historia. Se suele decir que los bárbaros invadieron Roma con el fin de conquistarla, pero este punto si bien es el más frecuente, no es totalmente cierto.

Mapa de las Invasiones Bárbaras al Imperio Romano

Mapa de las Invasiones Bárbaras al Imperio Romano

Tácito, en su libro Germania (escrito en el entorno del año 98) comienza a hablar de los bárbaros y que en cierta forma se constituían en una seria amenaza para el Imperio. Esta «advertencia» se cumpliría en el año 476, año oficial de la caída del Imperio Romano. Pero es precisamente la fecha de creación de este libro el que nos da la pauta del por qué la teoría mencionada en el párrafo anterior no es certera totalmente.

Durante 400 años los romanos fueron «vecinos» y en parte aliados de algunos pueblos bárbaros. Si bien no convivieron bajo las mismas normas, sus relaciones no eran malas pero de todos modos saquearon Roma varias veces, aprovechando los conflictos internos que padecía el otrora gran imperio de Occidente.

Hablaremos a modo general de las invasiones bárbaras pues lo ideal es comprender qué fue lo que sucedió antes del 476. La hermana del emperador Honorio, Gala Placidia, logró sellar una alianza con los visigodos en el 412 aproximadamente. Ahora bien ¿por qué se acercaron tanto a Roma?

Invasión de los Hunos bajo el mando de Atila en el Imperio Romano

Invasión de los Hunos bajo el mando de Atila en el Imperio Romano

Cuando hablamos de las invasiones bárbaras olvidamos citar una causa muy importante, los Hunos liderados por Atila. En el año 451 los hunos comienzan a avanzar en los territorios de la Galia e Hispania, llegando incluso a Roma. Los bárbaros, que siempre habían convivido en los límites de Roma, vieron este avance muchos años antes y solicitaron en reiteradas ocasiones asilo a los romanos.

Los romanos con cientos de inconvenientes internos, revueltas sociales y conflictos varios, jamás aceptaron ingresarlos a su Imperio pues no podrían controlarlos bajo ningún concepto. No podían hacerlo con sus propios ciudadanos, tratar de limitar a decenas de pueblos diferentes entre sí sería una empresa imposible de llevar adelante.

Odoacro, líder herúlo que depuso al último emperador romano

Odoacro, líder herúlo que depuso al último emperador romano

Los bárbaros, principalmente los visigodos, advirtieron a Roma que no podrían sostener por mucho tiempo el imperio y les ofrecieron un «pacto«. Roma mantenía el poder de todo el Imperio, pero les cedían a los bárbaros el poder militar para que ellos lo organicen pues ellos se constituirían en el nuevo ejército romano.

Roma no aceptó jamás esta propuesta pues sería perder el control del Imperio de todos modos y por ello se sucedieron los ataques constantes. Los vándalos aprovecharon la debilidad de Roma y su falta de ejército para saquear varias veces la ciudad pero su motivo principal no era querer conquistarla, sino que cada vez estaban más presionados por los Hunos quienes cercaban toda esta región.

En el año 451 Atila llega al Imperio Romano destruyendo y saqueando todo a su paso, pero una alianza entre los romanos, los visigodos, los francos y los alanos lograron detenerle en la Batalla de los Campos Cataláunicos. Sin embargo un año más tarde los Hunos se recuperan y llegan a las puertas de Roma, siendo detenidos por el Papa León I quien logró entrevistarse con Atila.

Genserico saqueando Roma

Genserico saqueando Roma

Hasta el año 455 pudo mantenerse todo en pie, pero tras la muerte del emperador romano Valentiniano III el imperio se vio sumido en un caos interno muy grande y los vándalos liderados por Genserico aprovecharon la ocasión para comenzar a conquistar todo el imperio. Ninguno de los emperadores posteriores logró detener su avance al no tener medios para hacerlo (su ejército no tenía casi ninguna fuerza).

Finalmente, en el año 476 se da la caída Imperio Romano cuando su emperador Rómulo Augústulo es depuesto, asumiendo en su lugar Odoacro, el jefe de los hérulos poniendo fin a uno de los imperios más grandes de la historia.

Rómulo Augústulo, último emperador Romano

Rómulo Augústulo, último emperador Romano

Como curiosidad queda el decir que el fundador de Roma y su último emperador llevaban el mismo nombre. Rómulo fue su fundador y Rómulo Augústulo es depuesto por el hérulo Odoacro.

La caída del Imperio Romano no sólo marca el fin de una de las civilizaciones más poderosas de la Historia, sino que su fecha es empleada en la historiografía para delimitar el final de la Época Antigua y el comienzo de la Edad Media.

Imagen mapa de las Invasiones Bárbaras: Andreasmperu en Wikipedia
Imagen Invasión de los Hunos: Ascánder en Wikipedia
Imagen Odoacro: Helix84 en Wikimedia
Imagen Genserico saqueando Roma: Mathiasrex en Wikimedia
Imagen Rómulo Augústulo: Saperaud en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...