La Batalla de Actium

El 2 de septiembre del año 31 a.C. se lleva a cabo el enfrentamiento entre Roma y Egipto en la Batalla de Actium, que tendría consecuencias decisivas para ambas civilizaciones.

Tanto cuando hablamos de la caída del imperio egipcio, como al tratar el ascenso al poder de César Augusto, encontramos un factor en común como es la Batalla de Actium, donde Egipto con Marco Antonio y Cleopatra a la cabeza se enfrentaron contra el Imperio Romano, dominado en ese entonces por Octavio.

Batalla de Actium entre Roma y Egipto

Batalla de Actium entre Roma y Egipto

Debemos recordar que Roma en ese entonces era gobernado por un Triunvirato entre Lépido, Marco Antonio y Octavio. Lépido en realidad ya había sido apartado de la política quedando así en manos de los otros dos. Marco Antonio estaba en Egipto junto a Cleopatra, despreocupado totalmente de Roma y eso llevó a que Octavio comenzara una campaña en su contra que contó finalmente con el apoyo del Senado, que consideró que Marco era inútil para el Triunvirato.

Eso llevó a que Roma le declare la guerra a Egipto, siendo las causas principales de la Batalla de Actium donde se enfrentaron ambos Imperios y que acarreó consecuencias fundamentales para la historia de las dos civilizaciones.


El 2 de septiembre del año 31 a.C., en el Golfo de Ambracia y el promontorio de Actium se lleva adelante el enfrentamiento entre las tropas romanas lideradas por Marco Vispanio Agripa y las egipcias, lideradas por Cayo Sosio y el propio Marco Antonio.

Por un lado, el poderío egipcio constaba de 20.000 hombres más 2.000 arqueros, pero Agripa había embarcado 40.000 hombres y se alistaron a más de 1 kilómetro y medio de la costa, procurando que los egipcios fueran a mar abierto. A esto se debe sumar el poderío armamentístico de Roma, muy superior al de su enemigo.

Disposición de las flotas en la Batalla de Actium

Disposición de las flotas en la Batalla de Actium

Marco Antonio dispuso sus tropas cerca a la costa pues ese era el único modo de no ser rodeados por los romanos, pero no contó que esto provocaría un estancamiento. Aprovechando el viento, la flota de Marco comenzó a avanzar mar adentro pues Agripa se estaba acercando demasiado, pero el líder romano previendo esto, envió su ala izquierda para desdoblarle.

Cuando la flota de Marco se percató de ello, procuró maniobrar al norte para esquivarlos pero se alejó del centro. De este modo cayó en el error de hacerse mar adentro como quería Agripa. La flota romana era mucho más ágil que la egipcia y muy pronto les dieron alcance, derrotando las que eran dirigidas por Cayo Sosio.

Marco Vispanio Agripa

Marco Vispanio Agripa

Tras esta pequeña derrota, los egipcios reaccionaron que sería imposible vencer a la flota de Agripa, escapándose en medio de los romanos. Sólo quedaba la flota más fiel de Antonio, pero totalmente rodeados por Agripa y al evaluar su incómoda situación, decidieron rendirse dando por fin el enfrentamiento

Sin embargo, Marco Antonio junto a Cleopatra, volverían a formar una resistencia en Alejandría en el año 30 a.C., pero jamás se llegó a un enfrentamiento pues el ejército egipcio se rindió ante la llegada de los romanos. En ese instante, Marco se quitó la vida y Cleopatra hizo lo propio pues sabía que de lo contrario sería prisionera de Octavio y sería utilizada vergonzosamente en el desfile triunfal del líder de Roma.

El resultado de la Batalla de Actium determinó muchas cosas de gran interés histórico: la muerte de la última reina de Egipto, la desaparición del Imperio Egipcio, la consolidación al poder de Octavio y su posterior denominación como Emperador y con ello, el final de la República Romana e instauración del Imperio.

Imagen Batalla de Actium: SSwelm en Wikimedia
Imagen Mapa de las flotas: Historicair en Wikimedia
Imagen Agripa: Shakko en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...