Hassan al-Banna funda «Los Hermanos Musulmanes» en 1928

Hassan al-Banna es el fundador de los Hermanos Musulmanes, la sociedad islámica que pretende unir Estado y Religión, pues para ellos, no pueden estar despegados. Creen en el panislamismo y su doctrina es muy sencilla: como expresa su lema «Islam, religión y Estado».

La organización de «Los Hermanos Musulmanes«, la matriz del Islam moderno, se fundó en 1928. Sin embargo, para comprender el nacimiento de esta organización hay que considerar las convulsiones políticas, entre las que se encontraba el desmantelamiento del Imperio Otomano tras la Primera Guerra Mundial, que alentaban al «retorno del Islam» en un mundo culturalmente árabe, a pesar de las influencias occidentales. Así pues, la recuperación de la autonomía cultural y política de Egipto en esa época, que estaba en manos de Gran Bretaña, es considerado por el fundador de la Hermandad, Hassan al-Banna, un paso previo a la realización de la unidad árabe y la restauración del califato.

Hassan al-Banna y sus seguidores en 1935

Al-Banna nació en Egipto el 14 de octubre de 1906 y pertenecía a una familia religiosa porque, aunque su padre era relojero de profesión, era diplomado de la facultad de Teología de Al-Azhar. Con apenas 8 años, fundó su primera organización, la Asociación por la Buena Conducta y más adelante formaría parte de la cofradía sufí.

Para Al-Banna, así como para otros musulmanes, el final del califato suponía un sacrilegio contra del Islam por lo que fundó «Los Hermanos Musulmanes« como un club en el que los miembros podían ofrecer su opinión a todo aquel que quisiera escuchar sobre la necesidad de una reforma moral en el mundo árabe.

Así pues, aunque era profesor de escuela, su tiempo libre lo dedicaba al estudio de la Sunna (hechos y dichos de Mahoma que son una de las bases del Islam). En consonancia con esto y con la situación política de la época, Al-Banna creía más en una unidad basada en la fe islámica que en la identidad nacional y era favorable a un Islam integral que no fuera una fe privada sino un fundamento de la organización estatal, de acuerdo con el lema islamista «el Islam, religión y Estado«.

«Los Hermanos Musulmanes» conocieron un rápido auge y Hasan al-Banna se hizo un personaje popular gracias a su empeño en tejer una red islamista que actuara como un contrapoder frente al Estado egipcio. Para ello, fundó escuelas, asociaciones de caridad, dispensarios médicos así como bibliotecas.

En 1948, un año antes del asesinato de su creador, la organización ya contaba con dos millones de miembros y suponía una amenaza para la monarquía egipcia, sobre todo, por sus acciones violentas contra el Estado.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...