El periodo dorado de Grecia

Tras vencer a los persas, Atenas y el mundo griego entraba de lleno en su principal época de esplendor. Gracias a la hegemonía que ahora disfrutaba Grecia le permitió llevar adelante algunas de lo acontecimientos sociales y artísticos más destacados del Edad Antigua y todo ello de la mano de un gobernantes inteligente y sobrio como Pericles. Grecia jamás tendría otro periodo como aquel que se produjo en el siglo V a. C. El Partenón fue un proyecto que llevó adelante gracias al empeño personal de Pericles y su vista aún hoy levanta admiración entre los miles de visitantes que llegan a la Acrópolis ateniense.

Tras vencer a los persas, Atenas y el mundo griego entraba de lleno en su principal época de esplendor. Gracias a la hegemonía que ahora disfrutaba Grecia le permitió llevar adelante algunas de lo acontecimientos sociales y artísticos más destacados del Edad Antigua y todo ello de la mano de un gobernantes inteligente y sobrio como Pericles. Grecia jamás tendría otro periodo como aquel que se produjo en el siglo V a. C. El Partenón fue un proyecto que llevó adelante gracias al empeño personal de Pericles y su vista aún hoy levanta admiración entre los miles de visitantes que llegan a la Acrópolis ateniense.

Tras la victoria griega sobre la campaña del ejército de Jerjes, los griegos entraron de lleno en su Edad de Oro. Gracias a esta victoria sobre la gran amenaza persa, el gobierno democratico de Atenas se encontraba en la mejor de las situaciones posibles para ejercer un lliderazgo que permitiera llevar a cabo proyectos prometedores.

El primero de estos proyectos fue la creación en el año 479 a.C de la poderosa liga naval de Delos. Esta estaba integrada por numerosas ciudades e Islas griegas que tenían el objetivo de formar un frente común ante cualquier nuevo intento de Persia de invadir el Atica.
Aquellos que firmaron el pacto, además de aportar sus naves, debian de pagar un tributo a Atenas para sufragar los gastos de esa fuerza. Los tributos procedentes de las diversas ciudades Estado quedaban ingresadas en el templo de Apolo de la isla de Delos, en el Egeo.
Esta liga se componía de máss de 250 ciudades portuarias griegas así como las ricas colonias de la costa del Asia Menor.

Y es poco tiempo después, en el 450 a.C., el momento en que Pericles toma el poder. Pericles descendía de una antigua estirpe de destacados gobernantes y guerreros y este ya había tenido una actuación política destacada como partidario de la democracia. Atenas, por entonces ya superaba los 100.000 habitantes, y se dirigía de lleno a su Siglo de Oro. La aristocracia a la que pertenecía Pericles fue, durante veinte anos, reelegido una y otra por el pueblo gracias a la forma moderada de ejercer el gobierno que evitaba o reducía el uso de la violencia aunque concentrara un gran poder en sus manos que no dejara lugar a rivales potenciales.



Con Pericles, la democracia vivió su mejor momento, aunque de elle únicamente se beneficiaba una minoría, los ciudadanos varones que eran alrededor de 40.000 sobre una población que alcanzaría un total de 500.000 habitantes en Atenas y alrededores. El resto de la población no tenía los mismos derechos. Las mujeres, por ejemplo, ilustran muy bien esta ambigüedad de derechos y es que estas, se encontraban excluidas de la vida política que tenía un ciudadano varón libre.

Aún así, la llegada de la “democracia para hombres libres”, no había estado exenta de tensiones puesto que anteriormente a Pericles muchas ciudades griegas pasaron por periodos en los que las tensiones sociales conducían a la misma evolución en sus formas de gobierno. Tal es así, que de la monarquía se pasaba a la aristocracia, de esta a la tiranía y finalmente a la democracia.
Entre los siglos VII y VI a.C., el poder absoluto de la aristocracia, generaba frecuentes venganzas familiares y los abusos de autoridad. La la corrupción era moneda de cambio y la desconfianza del pueblo que provocó revueltas llevó a primera línea a político como Dracón, Solon o Pisistrato que gracias a sus reformas introdujeron una mayor democratización de las instituciones, otorgando al ciudadano una mayor participación.

Clistenes ideó el concepto de ostracismo para aliviar tensiones ante conflictos políticos y garantizar la continuidad del sistema democrático. El ostracismo no era sino en expulsar durante diez años a cualquier sospechoso de atentar contra el orden establecido.

El nombre de ostracimo proviene del trozo de cerámica(Ostrakon) donde cada año (si se consideraba oportuno por la Asamblea) y mediante votación secreta, cada ciudadano escribia el nombre del individuo que debía ser exiliado. Para que un exilio se aprobara era necesario un minimo de 6.000 votantes. La familia de la persona que tenía que abandonar el lugar no estaba obligada a irse con él y la persona afectada conservaría su bienes tras cumplir el tiempo de exilio. Uno de los personajes que se vió afectado por esta medida que se empezó a aplicar por primera el 487 a.C, fue Tucídides. El ostracismo se mostró tan eficaz como arma política para acabar con jefes de las facciones rivales que muchas ciudades griegas lo incluyeron en su legislación.

El periodo de Pericles tampoco estuvo libre de tensiones, puesto que una buena parte de los tributos recaudados se estaban desviando para reconstrucción de Atenas, y en especial para la construcción de templos y edificios de mármol. Además a ello hay que añadir, el traslado que se dio a los tributos de el templo de Apolo de la isla de Delos al nuevo templo de Atenas, el Partenón.

Los rivales de Pericles, atacaron a este, acusándolo de malversación y pusieron en la diana a su mas celebre artísta, Fidias, el mejor escultor de Atenas. Fídias fué uno de los principales responsables de la construcción del Partenón, templo en honor a la diosa Palas Atenea, junto con el constructor Calicrates.

El gran auge que tuvo en este tiempo las ciencias y las artes quedó de esta manera simbolizado por la construcción del Partenon, que a pesar de los enormes recursos que se tragó, fue terminado hacia el año 433 a.C. Las cuarenta y seis columnas dóricas que lo rodeaban y se hacían cada vez más finas desde la base hasta el techo. En el interior, la obra artística mas importante, la estatua de Palas Atenea, fue encargada a Fídias, escultura que a su finalización, alcanzaría los doce metros de altura.

Pericles no sólo utilizó el dinero de la confederación de Delos para la reconstrucción de Atenas. Estos también fueron destinados a remunerar el servicio militar en Atenas que hasta entonces constituía un acto voluntario y gratuito.

Sin embargo, el periodo de esplendor del que disfrutó Atenas y tantos logros obtuvo en tantos ámbitos, se vióp rápidamente eclipsado por el ascenso de una región que hasta entonces había sido ignorada y sus habitantes repudiados o incluso temidos por sus constumbres.
Esta región no era otra que Esparta, que trabajó durante años tenaz y sigilosamente para arrebatar la supremacía del Atica a Atenas.

Para el año 431 a.C y tras un periodo de paz de 50 años, se comenzaron a producir enfrentamientos armados entre las dos ciudades Estado y gracias a Pericles, Atenas pudo mantener su posición aunque esta no duraría mucho tiempo.

Al poco tiempo de comenzar la guerra, la peste afectó de lleno a la ciudad de Atenas. Se cree que al menos un cuarto de la población fue afectada y 50.000 personas, entre ellas, el mismo Pericles murieron victimas de ella.

Con ello se inició el declive de Atenas que se vio acelerado por la falta de un verdadero ejército de tierra ateniense, y por las extremadamente eficientes fuerzas militares espartanas que no tardarían en imponerse sobre Atenas (año 404 a.C) y en imponer a esta su tiranía aunque respetarían la ciudad y se abstendrían de saquearla o incendiarla.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...