El oro en la América precolombina

El oro en América fue una fuente de inspiración y motivación para los conquistadores españoles. Las noticias que llegaban de la abundancia de este metal precioso hizo a más de uno perder, literalmente, la cabeza.

El oro es uno de los metales que más interés ha despertado en el ser humano. En América, el oro fue una de las principales razones que llevaron a los españoles a desarrollar su empresa conquistadora en los siglos XVI y XVII. Incluso, se llegó a convertir en una auténtica obsesión para los europeos. En más de una ocasión, los primeros descubridores enfermaron por su deseo de hallar oro y enriquecerse de manera individual. Fue el caso de Francisco Roldán, que se rebeló contra la autoridad de las Indias, que en aquel entonces era el mismísimo Cristóbal Colón, para poder emprender su propio camino en la búsqueda de este reluciente metal.

Es bien sabido que los conquistadores europeos se movieron en América siguiendo relatos mitológicos. Esta técnica de motivación servía para adentrarse en tierras desconocidas y hostiles, a las cuales no se habría accedido sin una recompensa de por medio. Algunos de estos mitos estaban alimentados por relatos que los españoles habían leído en Europa. Es el caso de El libro de las maravillas de Marco Polo, que idealizaba la imagen que se tenía de Oriente. Y es que estos primeros pasajeros que llegaron a América creían haber alcanzado las costas occidentales del continente asiático. En cambio, otros mitos se fundamentaron en rumores que corrían dentro del propio Nuevo Mundo, como por ejemplo, El Dorado. Esta leyenda no responde a una única idea y se aplicó en varias ocasiones. Siempre hacía referencia a las riquezas en oro que tenían las diferentes tribus indígenas que los españoles se iban encontrando en su camino de Centroamérica a Sudamérica. La más conocida de todas es la que se identifica con la coronación del Zipa del pueblo musica a orillas de la laguna Guatavita.

Los musicas o chibchas habitaron el altiplano cundiboyacense, situado en la actual Colombia, entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. La acumulación que hicieron de oro (en su mayoría importado) fue tan elevada, que este metal fue el principal material de la actividad orfebre de la zona. Su abundancia explica que la ceremonia de coronación del gobernante se hiciera bañando su cuerpo en oro, noticia que a los españoles impresionó muchísimo. Igual de impresionante es la pieza de orfebrería que representa este acto: la balsa musica. Elaborada entre los años 600 y 1600 d. C., y descubierta en 1969, actualmente se conserva en el Museo del Oro de Bogotá, convirtiéndose en uno de los principales símbolos de la cultura precolombina en Colombia.

Foto: Guillermo Vasquez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...