El nacimiento de Osiris

La Historia del Dios Osiris, uno de los principales en la mitología egipcia, es una de las más atractivas para conocer. Ya vimos su biografía y ahora pasaremos a hablar sobre su nacimiento, para que podamos comprender qué rodeaba su vida…

Osiris, el Gobernador del Mundo

En el post de ayer presentamos a Osiris, pero ahora es tiempo de contar su mito, en forma breve para no abrumaros, pero sin perdernos los detalles más importantes. Por ello lo dividiremos en dos artículos, comenzando por su nacimiento comenzando desde la época en la que Ra gobernaba el mundo. Su hija Nut mantenía una relación con Geb, y el Dios principal fue advertido que si ellos llegaban a tener un hijo, éste sería su sucesor siendo quien gobernaría a toda la humanidad.

Así es que Ra decide maldecir a Nut para que jamás pudiera dar a luz, ni durante el día, ni durante la noche. Enterada Nut de esta maldición, fue con el Dios de la Sabiduría, Thot, para consultarle cómo podía hacer para superar esta maldición. Al estar Thot enamorado de ella, decide ayudarle, acudiendo con el Dios de la Luna, Jonsu, cuyo brillo lograba equiparar al de Ra.

Thot le planteó a Jonsu un juego de mesa, apostando que en caso de ganar, el Dios lunar debía cederle 1/72 parte de la luminosidad diaria de la Luna. Jonsu aceptó pero perdió la apuesta, con lo que al año egipcio de 12 meses con 30 días cada uno, se le agregaron cinco días más conocidos como epagómenos. ¿Por qué esto? Pues Ra maldijo a la diosa durante todo el año existente en ese momento, pero no se incluyen estos nuevos cinco días. Esto permitió que Nut tuviese en esos días a sus cinco hijos, siendo el primero Osiris.


Sus hermanos fueron Horus, Seth, Isis y Neftis, pero el primogénito, es decir Osiris, era quien heredaría el gobierno del mundo pero además, el ser primero, le valió representar la fertilidad de la tierra, el lado bueno del mundo por decirlo de otro modo. Más sobre sus representaciones las vemos en el post anterior.

Pero también es necesario hablar del tercer hermano, es decir Seth quien nació en un momento que no debía, y «rasgando el lado de su madre«. Por todo ello representa el desierto, la aridez que él representa, o el lado perverso del mundo, totalmente opuesto a Osiris.

¿Por qué es importante resaltar a Seth? Por ser el tema que trataremos en el siguiente post, cuando hablemos de la muerte de Osiris. Por lo pronto, debéis saber que el Rey del Mundo estaba casado con su hermana Isis pues son dos de los personajes centrales de la siguiente entrega, junto a Seth y Neftis.

Imagen Osiris: Jeff Dahal en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...