El movimiento de Tupac Amaru

Tupac Amaru fue un pionero en la lucha contra el gobierno español, sentando las bases del discurso independentista que sería adoptado por los criollos americanos a comienzos del siglo XIX.

tupak

Entre 1770 y 1780 se produjeron en América una serie de manifestaciones populares, las cuales podemos considerar como los antecedentes más inmediatos de los procesos de independencia iniciados a comienzos del sigo XIX. Aunque tuvieron lugar en diversos puntos de la geografía hispanoamericana, todos tienen una serie de elementos comunes que los identifican. Para empezar, hay que aclarar que no son revoluciones, sino manifestaciones populares que criticaban las actuaciones del gobierno peninsular y sus secuaces en América. Es decir, nunca fueron contra la monarquía, sino contra el gobierno español que gestionaba mal, desde la Península Ibérica, la realidad política, social y económica que se daba entonces en la América colonial. A lo largo de varios post trataremos de dar cabida a estos importantes movimientos. Hoy nos dedicaremos al que es, posiblemente, el más importante de todos: el movimiento de Tupac Amaru.

José Gabriel Túpac Amaru fue un caudillo que descendía del último líder inca Tupac Amaru I, ejecutado por los españoles en el siglo XVI. Sus protestas comenzaron por la vía institucional. Primero acudió al corregidor de Tinta, del que dependía directamente. Al no ser escuchado, decidió llevar sus reclamaciones al Cabildo de Cuzco, que con una organización eminentemente aristocrática también hizo oídos sordos de sus demandas. Ante esta situación, a Tupac Amaru no le quedó más remedio que acudir al máximo organismo oficial que existía por aquel entonces en el Virreinato del Perú: la audiencia de Lima, donde también fue ignorado. Tupac Amaru reclamaba el cacicazgo de tres poblaciones: Tungasuca, Pampamarca y Surinama, además de la creación de una audiencia en el Cuzco, para homenajear a la antigua capital del Imperio Inca. Hasta aquí, todas las demandas se limitaron a intentar recuperar un poder anterior a la llegada de los españoles.

Sin embargo, la importancia de Tupac Amaru y su movimiento reside en que puso en evidencia el mal funcionamiento gubernamental en América: la figura del corregidor solo podía ser ocupada por personas venidas de la Península Ibérica, se llevaban a cabo prácticas laborales abusivas como el trabajo en los obrajes o la mita minera, seguían siendo muy altos los impuestos a los productos de primera necesidad… A pesar de los apoyos registrados (caciques de algunas comunidades indígenas, el obispo y la elite criolla del Cuzco, el bajo clero…) muchos criollos se opusieron rotundamente a él, ya que al ser un movimiento con un discurso antiesclavista, chocaba con sus intereses como dueños de plantaciones y minas. Finalmente, tras la batalla de Tinta (1781), Tupac Amaru fue traicionado por un lugarteniente suyo, lo que llevó al fin del movimiento, cuya esencia y cuyas demandas siguieron vigentes durante las décadas posteriores.

Foto: Theodore Scott

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...