El Martillo de las Brujas

En 1486 aparece publicado por primera vez el Malleus Maleficarum, o Martillo de las Brujas, un tratado de caza de brujas que teóricamente estaba apoyado por la Iglesia, pero esto está muy lejos de la realidad.

El Martillo de las Brujas (Malleus Maleficarum) es uno de los libros más famosos de la historia. Publicado en Alemania en 1486 por primera vez, es un verdadero tratado de caza de brujas del Renacimiento, donde se explicaba todo lo referente a este tema tan delicado y complejo en una época donde la Inquisición por este motivo, actuó duramente.

Malleus Maleficarum, el "Martillo de las Brujas"

Pero contrariamente a lo que creemos y lo que se comenta, ni el Papa ni la Iglesia permitieron jamás la edición de esta obra, sino que los autores montaron una enorme estafa que ahora os contaré. Pero antes debemos decir quiénes fueron los creadores de este libro: dos monjes domínicos alemanes llamados Heinrich Kramer y Jacob Sprenger.

Ahora comienza lo interesantes de la Historia, pues el Papa Inocencio VIII decidió combatir la brujería en ese momento, y llamó a dos monjes a que se encargasen de esa tarea en su territorio. Así es que el 9 de diciembre de 1484 emite la bula Summis Desiderantes, donde hace el encargo a los dos domínicos (con sus nombres) mencionados, pero en ningún momento les solicita la presentación de un tratado.


Sin embargo, los dos monjes se pusieron manos a la obra con el Malleus Maleficarum, obra que presentaron ante la Universidad de Colonia, que rápidamente la censuró por ser antiético y contener demasiados preceptos sobre demonología que en ese momento eran causal de hegemonía, además de ir contra preceptos religiosos básicos.

Inocencio VIII

No conformes con ello, Sprenger y Kramer escribieron una nota firmada por cuatro docentes de esa Universidad con el fin de obtener su publicación. Lógicamente que la misma era falsificada, con lo que generaron un enorme problema para la institución, la Iglesia y la sociedad entera que estaba casi fascinada con la obra, que incluso se propagó rápidamente por toda Italia, Francia e incluso Inglaterra, llegando a ser en su época uno de los libros más leídos.

La Iglesia procuró censurarlo cuantas veces pudo, pero la «piratería» ya estaba de moda en aquél entonces, con lo que siempre alguien lograba esquivar la persecución del Papa y editarla, aunque lograron detener en varias ocasiones a los responsables.

También se detuvo a los dos monjes responsables de la falsificación y propagación de un libro considerado «herético«, con lo que uno de los autores, Kramer, fue condenado en 1490 por la Inquisición, la misma institución que él habría dirigido de haber cumplido las órdenes que le fueron dictadas.

Imágenes: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...