El animal doméstico, clave en la evolución humana

El Hombre es el único animal que ha acogido a otras especies en su entorno. Y todo el que posea una mascota sabe lo que es encariñarse con ella. Pero, además, según un estudio de la Universidad de Pensilvania, la domesticación de animales tuvo un papel clave en la evolución de la especie humana, al facilitarle la caza y proporcionarle alimento, abrigo y protección.

El Hombre es el único animal que ha aceptado a otros de diferente especie en su entorno, hasta el extremo de que todo el que posea o haya poseído una mascota sabe lo que es encariñarse con ella. En este sentido, podría decirse que tenemos una curiosa vinculación con algunas de aquéllas.

Foto de un perro

El perro, uno de los animales domésticos por excelencia

Pero además, según un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania realizado por la paleoantropóloga Pat Shipman, esta conexión entre el hombre y determinados animales va más allá, hasta el punto de haber influido positivamente en la evolución de nuestra especie. Dicho en otros términos, que, cuando el ser humano fue capaz de domesticar a otros animales, obtuvo unas condiciones de vida que le permitieron acelerar su proceso evolutivo.

La domesticación de animales –según esta investigadora- se inicia hace unos dos millones y medio de años con un objetivo muy concreto: el Hombre –una vez ha desarrollado útiles en piedra que le permiten cazar- se da cuenta de que tiene que competir con otros depredadores y que, si observa su conducta y aprende de ella, sus capturas serán mayores.

De este modo, para obtener información detallada acerca de ellos, comienza a criar animales salvajes que, al hallarse más cercanos, le permiten conocer sus conductas mejor.


Pero esto le trajo, además, otras ventajas. Especies como el perro lo ayudaban en sus cacerías, otras como la oveja le proporcionaban lana con que abrigarse o algunas, como la vaca, leche y carne con que alimentarse, por citar solamente unos ejemplos.

De esta suerte, el ser humano fue capaz –en palabras de Shipman– de «transformar individuos de otras especies en herramientas vivientes» que le ayudaban en su subsistencia diaria. Por ello, cuando se dio cuenta del hallazgo que había realizado, fue progresivamente ampliando el abanico de especies a las que tratar de domesticar.

A la vista de todo esto, la doctora Shipman concluye algo que parece evidente: la domesticación de animales supuso un elemento clave en la evolución de la especie humana.

Foto de unas ovejas

La oveja le proporcionaba leche y abrigo

Con criaturas que le proporcionase alimento sin necesidad de salir a cazarlo, protección contra otras especies y abrigo ante los fríos, el Hombre fue paulatinamente abandonando el nomadismo y haciéndose sedentario.

Así surgieron los primitivos poblados y con ellos sus primeras organizaciones en colectividad. Además, a medida que fue capaz de elaborar herramientas más complejas, comenzó a explotar la agricultura -también con ayuda de animales domesticados-, que le brindaría una mayor variedad de alimentos y mejor salud.

Fuente: Amazings.
Fotos: Perro: Silvis en Arte y fotografía | Ovejas: Horrapics en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...