Descubren enterramientos cristianos en una isla del Mar Negro

Las excavaciones que se han llevado a cabo desde el año 2011 en una isla de Giresun, en el Mar Negro, han desenterrado 124 esqueletos humanos.

Yacimiento arqueológico en el Mar Negro

Las excavaciones que se han llevado a cabo desde el año 2011 en una isla de Giresun, en el Mar Negro, han desenterrado 124 esqueletos humanos.

Las excavaciones comenzaron gracias a la intervención de la Dirección del Museo de Giresun y el Departamento de Arqueología de la Universidad de Selcuk en Konya, que estaban muy interesados en la zona y enviaron a un grupo de arqueólogos a que la investigaran a fondo. Después de mucho tiempo, al fin los esfuerzos han dado su fruto y se han desenterrado recientemente 32 tumbas donde encontraron 72 esqueletos humanos, así como varios restos históricos.

Las excavaciones del año pasado sacaron a la luz 52 esqueletos humanos más, que se cree que pertenecieron griegos ortodoxos que sirvieron a la iglesia. Además de estos restos, también descubrieron cuatro monedas, un anillo y dos pesas de un telar que fueron desenterrados durante las obras.

El gobernador de Giresun, Ali Sahin, explicó que la isla de Giresun tiene una rica historia y antiguamente era conocida como “Aretias”. Añadió que los descubrimientos eran muy importantes para arrojar luz sobre la historia y que para completar esta información, las excavaciones arqueológicas se están llevando a cabo en toda la región oriental del Mar Negro.

Existen muchos misterios alrededor de esta isla, como la existencia de una piedra negra llamada Hamza Tasi, que se dice que tiene propiedades mágicas. Por otro lado, se dice que el templo fue construido y utilizado por amazonas, mujeres guerreras en la antigüedad. Por este motivo la isla también se llama Amazon Adasi (“Isla de las Amazonas”)

No es la única leyenda relacionada con la isla, y es que algunos mitos griegos también se relacionan con ella: se dice que Atamante, rey de Tesalia, tuvo dos hijos con su esposa Néfele. Cuando su reino sufrió una importante escasez de alimentos, el rey recibió la noticia de que si sacrificaba a sus dos hijos la hambruna desaparecería por arte de magia.

Cierto o no, el rey estaba dispuesto a intentarlo, pero Néfele descubrió su plan y escondió a sus hijos en un suave manto de oro y los envió al Cáucaso. Se dice que años más tarde, una tropa comandada por Hércules llegó a esta isla en busca del Vellocino de Oro, pero cuando llegaron, las aves dragón, expulsadas de Grecia por Hércules, atacaron a sus soldados, que mataron a las aves y se dirigieron al Cáucaso en busca del Vellocino.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...