Debate historiográfico sobre la Revolución Francesa

La Revolución Francesa, únicamente, parece poner de acuerdo a los historiadores en sus consecuencias. Sus protagonistas, su naturaleza o sus orígenes son temas controvertidos que todavía no han encontrado consenso entre los estudiosos.

La Revolución Francesa ha sido interpretado de muy diversas formas. De hecho, este es uno de los acontecimientos que más obras historiográficas y estudios ha generado. Curiosamente, el único punto en el que los estudiosos se ponen de acuerdo son sus repercusiones. Por una parte, la Revolución Francesa dio pie a las revoluciones liberales del siglo XIX que cambiaron por completo el panorama político de Europa y América. Mientras que por otra parte, todos coinciden en que la Revolución Francesa supuso la inauguración de la modernidad, sentando las bases de los regímenes políticos constitucionales de la actualidad. No obstante existen una serie de temas que generan controversias. Estos son los debates entorno a sus orígenes, a su naturaleza y a sus protagonistas.

En primer lugar, las causas de la Revolución Francesa han sido motivos de tres interpretaciones diferentes: autores como Labrousse, desde una perspectiva económica, creen que la crisis social y política que hace estallar la revolución se explica por el aumento de precios desde 1778; desde otra óptica, encontramos a Lefebvre, que establece una serie de diferencias entre el movimiento en el campo y el movimiento en la ciudad; y por último, tenemos a autores como Soboul, que creen que en Francia se dio un proceso de re-feudalización que desencadenó la revolución. En segundo lugar, hay un debate en torno a la naturaleza de la Revolución Francesa. En este sentido, se contraponen la visión contrarrevolucionaria de Burke, que opina que la revolución fue una conspiración de la burguesía con las de Jaurès o Marx, que se decantan por la explicación marxista de la lucha de clases. También cabe destacar las conclusiones de Godechot al respecto, que realiza una interpretación total y entiende la Revolución Francesa como un proceso que se enmarca en otro más amplio bautizado como “Revolución Atlántica”.

En tercer y último lugar, destacamos la controversia generada en torno a los protagonistas del proceso revolucionario. Para la gran mayoría de los historiadores, la burguesía fue el grupo social que mayor protagonismo tuvo durante la Revolución Francesa. Aún así, hay quien distingue la procedencia de esta burguesía, de la que muchos autores creían que tienen su origen en el funcionariado real. De esta manera, parece ser que la burguesía industrial y comercial apenas habrían participado en el proceso revolucionario. Pero también hay quien se decanta por el papel decisivo del campesinado, protagonista indiscutible del gran miedo que afectó al campo en el verano de 1789, o las masas urbanas, sin las cuales no se puede explicar la toma de la Bastilla o el inicio del Gran Terror.

Foto: Alpha du centaure

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...