¿Cómo se comenzó a utilizar el papel higiénico en España?

¿Cuándo se comenzó a usar el papel higiénico en España? La respuesta te sorprenderá porque no hace tanto tiempo de ello.

A ti, que seguramente has usado papel higiénico a lo largo de toda tu vida, te sonará extraño que te contemos que había un tiempo en el cual en España aún no se usaba. ¿Y qué hacían entonces los ciudadanos cuando iban al baño? La solución habitual era el papel de periódico, un recurso que es posible que os suene haber visto utilizar a vuestros abuelos en alguna ocasión de urgencia.

Si bien hay quien da por sentado que recursos como el papel higiénico han estado siempre en manos de los españoles, lo cierto es que no hay que ir muy atrás para encontrarnos con un tiempo en el cual aún no se había adoptado. Aunque en Estados Unidos y otros países de Europa ya se usaba el papel higiénico en la década de los 60 de una manera global, en España todavía se tardó en adoptar esta herramienta tan fundamental.

Los primeros rollos de papel higiénico se introdujeron en nuestro país en la década de los 50, aunque su uso, inicialmente, estuvo limitado a personas de gran capacidad económica. Las familias ricas le comenzaron a sacar partido, llevando a que los primeros rollos alcanzaran una enorme popularidad. Una de estas primeras marcas, la de Papelera Española, ha prevalecido en la memoria histórica gracias a varios rollos que se conservan en algunos de los museos del país.

Algunos de los primeros rollos de papel higiénico vendidos en España tenían una cara suave y otra de diseño áspero que incorporaba un dibujo, normalmente con motivos de animales, como elefantes o ciervos. Su uso se popularizó de forma progresiva hasta que terminó siendo el complemento imprescindible en todos los hogares.

Si echamos la mirada atrás, el origen del papel higiénico se atribuye a los hermanos Scott, que fueron los fundadores de la marca Scottex. Juntos comercializaron rollos de papel en el año 1890, un formato que gustó rápidamente a toda la sociedad y que se puso de moda por lo cómodo que resultaba. Con anterioridad ya se había usado papel y otros tipos de estructura, incluso madera en Japón, pero nunca se había decidido vender en el formato del rollo clásico que ahora está normalizado.

Inicialmente, los rollos de papel higiénico se comercializaban en hoteles y hospitales. Los hermanos Scott no vieron claro que pudieran venderlos al público en tiendas, ya que por aquella época la idea de compartir con alguien detalles relacionados con las funciones corporales estaba mal visto. Por ello, no era fácil vender un producto que claramente dejaría claro lo que se hacía con él.

Por eso mismo, la marca de los Scott no se colocó en el producto, sino que inventaron un nuevo nombre y pusieron la imagen de una chica joven para que todo el mundo pensara que era algo femenino. Con el tiempo introdujeron cambios, como poner la imagen de un bebé o de distintos animales. Tuvieron suerte, ya que poco a poco se derribaron los tabús del papel higiénico a la vista de que la sociedad quería poder llevarse a casa ese papel que tan cómodo resultaba en hospitales y hoteles.

Pero ¿Y si viajamos más allá en el pasado? ¿Cuál es la primera prueba que existe del concepto de papel higiénico? Nos tenemos que remontar al siglo II a. C., tiempo en el cual los chinos ya lo utilizaban. Existen referencias al mismo en este periodo de tiempo, pero la prueba tangible más real procede del año 589 d.C., donde un escrito del estudioso Yan Zhitui hace referencia a cómo nunca osaría usar un importante papel en su posesión para asuntos del baño.

Al hacer esa afirmación ya estaba confirmando que el uso del papel en el baño era algo común en su tiempo. Por otra parte, hay pruebas documentadas de personas de tiempos pasados que visitaron China y se sorprendieron al ver que los chinos no se lavaban con agua después de hacer sus necesidades. No tardaron en fijarse y en copiar el modelo, llevando a que, poco a poco, la idea del papel higiénico se fuera extendiendo por todo tipo de países y rincones del planeta.

Hoy día el papel higiénico es parte de nuestra vida y nunca se nos ocurriría prescindir de él, salvo si nos proporcionan algo más higiénico y cómodo, por supuesto. Nunca se sabe si dentro de unas décadas alguien inventa un nuevo sistema.

Hoy por hoy se consumen kilos y kilos de papel higiénico cada año por persona. En Estados Unidos la estadística indica que se produce un consumo de 22 kg de papel higiénico por ciudadano al año. En Europa, a nivel medio, se estima que el consumo de papel por persona es de 15 kg anuales. Y si hablamos del mundo entero, la cantidad media se reduce a solo 4 kg de papel anual. Este cambio tan drástico significa que aún hay muchos países pobres o en desarrollo donde el papel higiénico no está normalizado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...