¿Cómo fue la conquista de América?

Los dos principales conquistadores de los grandes imperios americanos fueron Hernán Cortés, que destrozó el imperio azteca, y Francisco Pizarro, que acabó con el imperio inca.

El salto al continente fue proyectado por Velázquez en 1518. La falta de recursos en Cuba, a causa de la rápida desaparición de la población autóctona, dio impulso a la empresa conquistadora, planteada como una nueva colonización y una caza del indio (mano de obra). Tras unas primeras expediciones nada exitosas, Velázquez designó a Hernán Cortés para desembarcar en el continente. Una vez en el continente, Cortés fundó la ciudad de Villa Rica de La Veracruz, rompiendo las relaciones con Velázquez. Los españoles se aliaron con los tlaxcaltecas, quienes tenían una gran enemistad con los aztecas. Así fueron avanzando rápidamente dentro del territorio mexica, hasta capturar al emperador azteca Moctezuma II.

Lo hicieron en la capital, Tenochtitlán. A pesar de la oposición de Velázquez, que envió a Pánfilo de Narváez para enfrentarse a Cortés, y de la masacre sufrida por las huestes del conquistador a manos de guerreros aztecas en la Noche triste, Cortés consiguió salir victorioso de su empresa conquistadora. Por una parte, la epidemia de viruela transmitida por un esclavo de Cortés diezmó a los aztecas. Mientras que por otra parte, el suministro de refuerzos desde Cuba no cesó a pesar de la oposición de Velázquez. En 1521 Cortés se hizo con el control del lago Texcoco, bloqueó los accesos meridionales del Valle de México y sitió Tenochtitlán, cortando los abastecimientos de agua. La rendición Cuauhtémoc, sucesor de Moctezuma II, lapidado por su súbditos, se hizo definitiva.

En 1523 el dominio de las tierras aztecas fue lo bastante firme como para servir de base a operaciones nuevas. Aunque la presencia española no fue definitiva hasta años después, el éxito de la empresa mexicana empujó en 1527 a los europeos a conquistar las tierras mayas. Sin embargo, ésta fue una empresa casi imposible, por su naturaleza selvática y la ausencia de ríos navegables. Hay que decir que, aunque no hubo un dominio completo del territorio, tampoco existió ninguna especie de Estado que resistiese los ataques de los conquistadores. En 1530, con el fin de hallar las islas de las especias, Hernán Cortés recibió una capitulación para descubrir y poblar la Mar del Sur (océano Pacífico), avistado por primera vez por Vasco Núñez de Balboa en 1513. Las expediciones sólo dieron con la península de la Baja California.

El gobernador Pedrarias Dávila avaló en 1530 las expediciones de Francisco Pizarro y Diego de Almagro para conquistar las tierras del Pirú, descubiertas accidentalmente por Pascual de Andagoya años atrás. El vasto territorio incaico condicionó la integración de las poblaciones periféricas que, junto con el enfrentamiento entre los pretendientes al trono inca (Atahualpa y Huáscar), hicieron que la estructura imperial se tambaleara a la llegada de los conquistadores españoles.Tras la muerte de los dos hermanos, hijos del emperador Huayna Cápac, fallecido años atrás, los españoles decidieron establecer un protectorado, con Manco Cápac al frente, para administrar las ricas tierras incaicas. En 1535 se fundaron dos ciudades esenciales para el dominio español en tierras peruanas: Lima, por Pizarro; y Trujillo, por Almagro.

Foto: Biblioteca de la Facultad…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...