Causas de la Reconquista de los reinos cristianos peninsulares

La Reconquista de los reinos cristianos peninsulares se dio entre el siglo XI y XIII. Su causa principal fue el debilitamiento de la principal fuerza política que ocupaba la Península Ibérica por aquel entonces: Al-Andalus.

Entre los siglos XI y XIII, los reinos cristianos de la Península Ibérica experimentaron un fuerte crecimiento y se posicionaron como una auténtica alternativa a Al-Andalus. Es durante estos siglos cuando podemos hablar de una verdadera Reconquista por parte del poder cristiano respecto al musulmán. No quiero meterme en temas como la formación de dichos reinos o su desarrollo. Esta tarea quedará pendiente para otro día. Hoy sólo me gustaría centrarme en las causas de dicha expansión. El avance de los reinos cristianos del norte estuvo condicionada por el debilitamiento de la principal fuerza política que ocupaba la Península Ibérica. El Califato de Córdoba sufre una grave crisis de poder tras la muerte de Almanzor (1002). De esta manera, se inaugura una nueva etapa dominada por la expansión de los reinos cristianos hacia el sur peninsular, y la formación de los cinco reinos cristianos: el reino de León, el reino de Castilla, el reino de Navarra, el reino de Aragón y los condados catalanes.

Entre las causas de la expansión de los reinos cristianos durante estos siglos encontramos las siguientes. La más importante es la división de Al-Andalus en múltiples estados independientes (reinos de taifas). Tras la muerte del califa Hisham II y del principal político andalusí, Almanzor, se facilitó la ofensiva cristiana desde el norte, aprovechando el consecuente debilitamiento militar de los musulmanes y las disputas internas. También influyó la presión demográfica derivada del aumento de la población. De esta manera, se creó la necesidad de ocupar nuevas tierras, lo que empujó a los cristianos del norte a la conquista y repoblación de tierras situadas al sur (aquellas comprendidas entre el valle del río Duero y el valle del río Guadalquivir).

En otro orden de cosas, también tenemos que considerar el pago de parias (tributos) por parte de los reinos de taifas a los reyes cristianos, derivado de la ruptura del dominio musulmán. Esto tuvo un valor económico y político muy importante, ya que con ellas no solo se pagó la Reconquista, sino que el cobro estuvo unido al vasallaje de los musulmanes y al derecho a conquistar en el futuro sus tierras, consideradas de influencia. Tampoco podemos olvidar el ideal de cruzada y lucha contra el infiel, puesto de manifiesto en la Batalla de las Navas de Tolosa (1212). De este modo, se identificaba a los reinos cristianos peninsulares con los de reinos cristianos europeos. Además, la Reconquista estaba conectada con la idea de la restauración del dominio legítimo.

Foto: Phillip Capper

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...