Breve historia del feminismo

El feminismo es un movimiento que persigue la igualdad de la mujer con el hombre en todos los aspectos de la vida. Desde el siglo XVIII se ha luchado por el reconocimiento de los derechos de la mujer, batalla que todavía no ha terminado.

En el post de hoy haremos un breve repaso histórico del feminismo: sus inicios, sus principales protagonistas, así como su relevancia para la Historia Contemporánea. El feminismo es una ideología, además de un conjunto de movimientos políticos, culturales y sociales, que promulga la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, rechazando la tradicional posición subordinada del sexo femenino respecto al sexo masculino. Los primeros movimientos de reivindicación, así como los primeros pasos jurídicos hacia la igualdad de derechos, datan de la Revolución Francesa, cuando Olimpia des Gouges redacta el primer manifiesto feminista: Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana (1791). A finales del siglo XVIII, en Inglaterra se publica otro texto sobre la igualdad de los sexos. Reivindicación de los derechos de la mujer fue escrito por Mary Wollstonecraft, que considera el acceso a la educación fundamental para superar la subordinación femenina.

Estas dos obras son la base del movimiento feminista que se desarrollaría en el siglo XX. Tampoco se puede olvidar el hecho de que la Revolución Industrial permitió a la mujer acceder al engranaje de producción e identificarse con los problemas del proletariado. Así, en el siglo XIX surge un incipiente feminismo, que reclama el sufragio de la mujer. Stuart Mill, cuya obra El sometimiento de la mujer causó gran impacto en la sociedad, lo solicitó en el Parlamento de Inglaterra; y se alinea con las ideas socialistas y marxistas. Clara Zetki, exponente del feminismo alemán junto con Rosa Luxemburgo, crea el Día Internacional de la Mujer. El punto de inflexión del movimiento feminista se sitúa en la primera mitad del siglo XX. Tras la Primera Guerra Mundial las mujeres consiguen que se vean cumplidas sus reclamaciones de sufragio en numerosos países: en Inglaterra, en Estados Unidos, en Alemania, etc. El movimiento experimentó un impulso tras la Declaración de los Derechos Humanos (1948) y tras comprobar las desigualdades laborales existentes al tener las mujeres que ceder sus puestos de trabajo a los hombres que venían de la guerra y a los que habían sustituido.

Así, tras haber conseguido el voto, nace el movimiento de liberación de la mujer, que marcará el feminismo durante la segunda mitad del siglo XX. En esta etapa se planteará la emancipación de la mujer, a través de la igualdad en el trabajo. En este sentido, han sido fundamentales los logros obtenidos en el plano de la educación y en el ámbito del matrimonio, cuyas modificaciones a lo largo de los años (aprobación de la ley del divorcio, asunción de nuevos modelos de emparejamiento, etc.) han liberado a la mujer.

Foto: gaelx

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...