Biografía de César Augusto

César Augusto fue no sólo uno de los mejores emperadores de la Historia de Roma, sino el primero al ser él quien termina con la antigua República e instaura el Imperio, sentando las bases que se mantendrían durante 400 años y siendo divinizado tras su muerte por su excelente gestión al frente de Roma.

César Augusto

César Augusto

Uno de los emperadores más importantes de Roma fue César Augusto (24 de septiembre del 63 – 15 de marzo del 14 a.C.), nacido en una familia burguesa, en la actual región de Lazio, su padre Cayo Octavio fue gobernador en Macedonia y cuando iba a ingresar al Consulado en el año 58 a.C., muere, quedando Octavio bajo la tutela de Lucio Marcio Filipo.

En su juventud se destacó por su interés en la política y sus dotes para ello lo llevaron a que Julio César le adoptase, dejando explícito en su testamento que Cayo Julio César Octaviano no sólo era su heredero, sino que debía ser su sucesor en el poder de Roma, o mejor dicho «recomendando», al no existir aún el sistema de sucesión en el poder al encontrarnos aún en la República Romana.

Tras varias campañas sobre todo en España, se trasladó al Épiro para enfrentar a los Partos, recibiendo allí la noticia de la muerte de César. Rápidamente se traslada a Roma a tomar posesión de su herencia, aunque se topa con el reparto que Marco Antonio y Lépido habían hecho del territorio. Tras el reclamo se forma el Segundo Triunvirato y de allí en más su ascenso al poder se daría de forma progresiva hasta lograr formar el Imperio, como lo hemos visto en el post anterior.

Estatua de César Augusto

Estatua de César Augusto

Una vez finalizada la guerra con Egipto que atrajo como consecuencia el suicidio de Marco Antonio y Cleopatra, Octavio decide entregar al Consulado y al Senado su poder, advirtiendo que dejaría la política. Tanto los cónsules como los senadores no podían permitir ello ya que Octavio acababa de unificar y crear el Imperio y deciden entregarle el título «Augustus«.

Si bien tenía todo el poder en sus manos, no se abolió la Constitución Romana y por ello esta época se conoce como el Principado de Augusto. Esta época fue de gran crecimiento para el Imperio, llegando a sentar las bases que se mantendrían durante los próximos 400 años.

Tras su muerte a los 77 años de edad, el pueblo romano solicitó divinizarlo y por ello el nombre Augustus sería utilizado como título por los posteriores emperadores, al igual que César. Su cuerpo fue trasladado por toda Roma rindiendo honores y posteriormente fue quemado en el Campo de Marte al tiempo que le sucede en el poder su hijo adoptivo Tiberio.

Imágenes: Saperaud en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 1,67 de 5)
1.67 5 3
Loading ... Loading ...