Batalla de Waterloo: cuando el águila inclinó la cabeza

«Waterloo, Waterloo, morne plaine» que bien podríamos traducir por «Waterloo, Waterloo, llano sombrío«, son las palabras con las que Víctor Hugo llora ante el recuerdo de aquella batalla con sangriento final.

Nuestro personaje volvió al poder después de escapar de la isla de Elba en 1815, el emperador, expulsado de Europa, pudo reunir a ciento veintiséis mil soldados para hacer frente a las fuerzas de la coalición, cuatro veces más numerosas.

La lucha se lleva a cabo el 18 de junio 1815, en Charleroi, en la llanura de Waterloo. El resultado sigue siendo incierto, pero el «águila» ha cambiado: Napoleón ya no tiene la misma rapidez para la toma de decisiones, habilidad que realmente lo hacía fuerte y diferente en la manera de dirigir a los ejércitos.

Los británicos y los prusianos, finalmente toman la iniciativa. Los cien días llegarán a su fin trágico. «El águila inclinó la cabeza…»


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...