Arafa, la Ciudad de los Muertos

La Ciudad de los Muertos es uno de los máximos atractivos que podemos encontrar en El Cairo, aunque no se recomienda ingresar como turista por ser algo peligrosa. Te contaremos de qué va esta «ciudad» y el por qué su nombre.

Las necrópolis siempre han sido lugares muy importantes para los egipcios, ya que cuentan con un auténtico respeto y con rituales muy establecidos para el velatorio de sus difuntos. Una de las principales en El Cairo es la Ciudad de los Muertos, sólo que ésta, además, cuenta con una peculiaridad de la que otras carecen: desde el siglo XIX habitan y trabajan en ella familias pertenecientes a la clase baja de la sociedad cairota de forma permanente.

Ciudad de los Muertos, en El Cairo

También conocida como “Arafa”, surgió entre los siglos XIV y principios del XV y se divide en dos cementerios, uno al norte y otro al sur. Se sitúa al Este de la ciudad de El Cairo, a los pies del monte Mokattam.

La razón de que se extendiera esta curiosa mezcla entre los vivos y los muertos en este enorme cementerio es histórica, ya que tras la Guerra de los Seis Días entre Egipto e Israel (1967), muchas personas que vivían en el Canal de Suez se vieron obligadas a abandonar sus hogares y se produjo una emigración masiva que acabó instalándose en el único lugar que entonces se podían permitir: el cementerio.


De esta forma, miles de personas han hecho de los diferentes mausoleos su hogar a cambio de cuidar las tumbas de los muertos que ahí yacen. A este acuerdo es al que llegaron con los familiares de los mismos, que prefirieron que sus difuntos tuvieran algo de vigilancia antes que entrar en enfrentamientos con estos curiosos inquilinos, que poco a poco crecen debido a la escasez de vivienda y la falta de recursos económicos de muchos egipcios.

El Cairo, una ciudad que mezcla la modernidad con su historia

Reconozco que he recibido una cierta decepción al saber que esta ciudad no es accesible a cualquiera, ya que prohibieron la entrada a los turistas por motivos de seguridad. Es por ello, que sólo unos pocos privilegiados han podido observar cómo es por dentro el lugar, que cuenta, entre otras cosas, con obras importantísimas de la arquitectura islámica entre las que se encuentran algunas mezquitas funerarias como la de Qaitbey (a cuya cúpula tallada se la considera como una de las más bellas del arte musulmán), la Madraza o mausoleos de personajes importantes como los sultanes mamelucos (buryíes al norte y bahríes al sur), califas o reyes (destacamos el del sultán Ibn Barquq).

Igualmente, debe resultar especialmente curioso observar la forma de vida de las personas que habitan en esta Ciudad de los Muertos, ya que las tumbas forman parte de su vida diaria confiriéndoles a éstas insólitos usos como tendederos, mesas, lugares donde dormir o, simplemente, sirviendo como un elemento de juego más para los niños. De todas maneras, a pesar de lo curioso del tema, no debe ser el lugar más agradable de El Cairo para una visita, ya que estas personas carecen de electricidad o servicios básicos como el de recogida de basuras o alcantarillado.

Imagen Ciudad de los Muertos: Silviapef en Flickr
Imagen El Cairo: Mario Modesto en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...