Animales de poder, según el chamanismo

Una de las claves del chamán, es poder fusionarse con su alter ego y él es capaz de hacernos encontrar a nosotros con el nuestro, para poder obtener el poder que tiene para reservado.

¿Sabías que todos tenemos un animal como alter ego? El chamanismo tiene una serie de creencias y rituales específicos y uno de ellos es encontrarse a sí mismos en su estado natural. Esto es, dejando de lado el uso de razón e ingresando al mundo supranatural.

Chamán

Los chamanes antes de ser tales, necesitan encontrarse con su animal y pasar a formar parte de una sola personalidad. Todos tenemos un animal pero generalmente no lo requerimos, por lo que éste se marcha. Cuando el chamán realiza la danza ritual, se reencuentra con él y asume sus capacidades, las que varían según el animal que sea pues cada uno representa una cosa diferente.

Todos tenemos un animal preferido y ese puede ser justamente, nuestro alter ego. También se nos puede aparecer en sueños y hablarnos, o simplemente vemos que estamos mucho tiempo con él mientras dormimos. Ésta es una de las formas de aparecer ante nosotros que tiene y deberíamos aceptarlo y no dejar que se marche.


¿Sabes de donde proviene la tradición que no debes despertar a nadie bruscamente? Entre otras supuestas que ha de haber, el chamanismo no lo recomienda pues de ese modo el animal podría marcharse. Todo debe cumplir su ciclo incluso en nuestros sueños.

El chamán tiene la capacidad de devolvernos nuestro animal de poder

La idea principal siempre es recuperarlo, requerirlo pues así y sólo así podremos recuperar el poder que éste nos ha de brindar. Los chamanes no sólo están capacitados para fusionarse con su animal, sino que podemos recurrir a ellos para que logre hacer que se nos aparezca, o en su defecto traernos uno nuevo.

¿De qué forma parte todo esto? De la relación entre el hombre y la naturaleza. Cada pueblo antiguo y no tanto, tienen diferentes formas de venerar a la naturaleza y la tradición del chamanismo está íntimamente ligada a ella, tanto como el celtismo por citar otro ejemplo.

¿Sabes cuál es tu alter ego animal? ¿Tienes o has tenido sueños recurrentes con uno, en donde hablabas con él o simplemente estaba allí? Todos esos son indicios de que aún está presente y lo ideal sería aceptarle, no dejar que se marche para así obtener el poder que éste puede darnos y regresar a fusionarnos con la naturaleza.

Imagen 1: Anetode en Wikipedia
Imagen 2: Gabriel Kielland en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...