Animales de guerra

Los animales han sido empleados siempre en las guerras, pero hoy veremos dos casos, el más cruel el de los perros-mina, empleados por los soviéticos contra los tanques alemanes, y por otro, los delfines, que con un gran entrenamiento ayudan en la actualidad a localizar minas submarinas, sin peligrar su vida.

A lo largo de la Historia, muchos animales han sido empleados para la guerra. En Internet podemos encontrar decenas de comentarios al respecto, pero fiables muy pocos, así que vamos a comenzar a hablar del tema por los dos más conocidos, los perros y los delfines.

Perros anti-tanques, empleados por los soviéticos contra los alemanes

Durante la Segunda Guerra Mundial, la URSS empleo los famosos perros-bomba, también conocidos como perros-antitanques (o perros-mina), contra los tanques alemanes, como así contra otros vehículos objetivos. El mecanismo es simple, pero malvado: se adosaba al lomo del perro una gran carga de explosivos con el objetivo de destruir o al menos dejar inutilizados los vehículos de combate enemigos.

Pero para ello era necesario un entrenamiento previo, que consistía en dejar que el animal pasase hambre. El perro, necesitado de comida, era entrenado en los campos soviéticos para que buscara la comida debajo de los tanques que tendría como objetivo. Esto permitía que, cuando fuesen liberados en el terreno de la batalla, el animal se dirige directamente hacia los vehículos y comenzaba rápidamente a buscar alimentos debajo de los mismos. Este mecanismo se accionaba mediante una palanca que detonaba su carga.


Los delfines por su parte, han cobrado una (relativa) importancia estos últimos años a raíz de la Guerra de Irak, aunque han sido empleados en otras ocasiones con el mismo fin: localizar minas submarinas. Esto conlleva un gran entrenamiento (aproximadamente 10 años) que lo realizan expertos de la U.S. Navy en su sección llamada Marine Mammal Program.

Delfines detectores de minas submarinas durante el entrenamiento

Su principal misión, independientemente del sector en que sean entrenados, consiste en localizar minas en el agua, las que señalan con flotadores especiales para dar paso a que un experto realice su trabajo, desactivarla. ¿Por qué se emplean? Principalmente por su inteligencia y su fuerte sonar biológico, que les permite localizar comida y evitar depredadores, pero que entrenado, también localiza las bombas.

¿Cómo lo hace? Emitiendo “señales”, las que una vez llegadas al objetivo regresan al animal (eso es el sonar bilógico propio de ellos), y permite que el delfín localice sin mayores problemas un arma de esta naturaleza. En este caso, sí son de gran ayuda para las milicias y no cumplen misiones suicidas, como sí sucedía con los perros soviéticos.

Imagen perro-mina: Unicef
imagen delfín anti minas: Marine Mammal Program

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...