Ideas para decorar tu casa con poco dinero

De vez en cuando, está bien cambiar la imagen de nuestra casa. Y, con algo de imaginación, podemos hacerlo por poco dinero. Basta utilizar un poco de nuestra mano de obra y algunas ideas como las que exponemos en este artículo.

De vez en cuando, es bueno cambiar la decoración de nuestra casa para renovar su estilo y así no ver todos los días los mismos cuadros y muebles. El principal obstáculo, generalmente, es el elevado coste que tiene hacerlo y aún más en los tiempos que corren.

Sin embargo, con un poco de imaginación y sin gastar mucho dinero, también puede hacerse una pequeña revolución decorativa. Con el simple cambio de ubicación de algunos muebles y adornos, nos sorprenderá ver como el aspecto de una habitación es diferente. Pero podemos hacer más cosas.

Foto de una sala de estar

Con algo de imaginación, podemos redecorar una estancia por poco dinero

Si nos centramos en el salón, por ejemplo, un par de simples cojines o almohadones, darán otro aire a la tapicería de nuestro viejo sofá. Incluso éstos los podemos hacer nosotros mismos a nuestro gusto. Basta cortar dos trozos de tela cuadrados, rellenarlos y, si no nos animamos a coserlos, podemos pegarlos con cola especial para telas.

Igualmente, para adornar las paredes, pueden comprarse algunas láminas o cuadros de oferta y enmarcarlos nosotros mismos. También pueden servirnos pósters o dibujos al carboncillo. Por muy poco dinero, podemos hacernos con varios (nos sorprendería ver cuántos buenos artistas venden sus obras a precios regalados). Muchas personas, además, son aficionadas a la fotografía, por lo que cuentan con un material excelente para utilizar como decoración.

En cuanto a las sillas, pueden sufrir un auténtico cambio con sólo colocarles unos cojines encima del asiento. Así, cumpliremos una doble función: cambiar su aspecto y tapar algunas manchas que se hayan podido producir por el uso.

Por lo que respecta a la cocina, se le puede dar otra imagen, aunque no lo parezca, con sólo cambiar las manijas de los armarios y cajones. En las tiendas especializadas, encontraremos infinidad de modelos aptos para todos los bolsillos y colocarlos es muy fácil.

Además, tanto en ésta como en el baño, se pueden colocar estantes nuevos sin necesidad de comprar otro mueble. No importa que queden asimétricos. A veces, esa asimetría confiere a la estancia un toque original. Como en el caso anterior, podemos comprarlos en cualquier tienda de bricolaje o hacerlos nosotros mismos con un trozo de madera al que pintaremos a nuestro gusto.

Por último, cualquier objeto decorativo que compremos, debidamente colocado en un lugar que resalte, brindará otro aspecto a la habitación donde lo pongamos. Puede servirnos cualquier cosa –un jarrón, un centro de flores artificiales o una figura-, el secreto es hacerlo con gusto.

Como vemos, con muy poco dinero, hemos cambiado la decoración de nuestra casa sin necesidad de meternos en costosas reformas.

Fuente: Mundo Manuales.

Foto: Sala de estar: Plage Vinilos y Decoración en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...