Aprender a cantar

En esta entrada aprendemos las técnicas básicas para cantar. Una postura adecuada y el control del ingreso y egreso de aire es lo fundamental. A eso se le suma una serie de consejos prácticos que nos harán cantar sin dañarnos las cuerdas vocales.

Todos hemos cantado alguna vez ya sea mientras caminábamos por la calle, tomábamos una ducha o jugando a ser cantantes profesionales en un karaoke. Y es que los sonidos que emite el ser humano son tan antiguos como su historia. Pero aún el oído más privilegiado y el cantante más talentoso tiene que pasar por algunas reglas y posturas mínimas para poder cantar. Las revisaremos en este artículo de modo tal que cualquier persona tenga una base para poder desarrollar su potencial en base a eso.

Las técnicas vocales básicas nos ayudan a desarrollar buenos hábitos y asegurarnos una forma correcta de cantar y no dañarnos las cuerdas vocales en el proceso. Con una buena postura, soporte, articulación y resonancia, la voz puede llegar a convertirse en un instrumento muy poderoso. Una vez que hayamos adquirido estos principios básicos, estaremos en condiciones de explorar y desarrollar nuestro propio estilo además de llenarlo del sentimiento que todo arte requiere.

En cuanto a la postura hay que saber que la línea de nuestro cuerpo determinará el flujo de aire y si no estamos bien alineados estaremos cortando nuestro suministro de aire. Hay que pararse con las orejas en línea con los hombros y los hombros alineados con las caderas. La barbilla no debe estar levantada sino en posición natural y relajada. Cuando hablábamos del soporte nos referíamos específicamente al diafragma y la habilidad para contener y dosificar el aire mediante respiraciones controladas.


El diafragma se encuentra justo debajo de la caja torácica. Se deben contraer los músculos del abdomen mientras mantenemos las costillas expandidas, abarcando toda la sección media y la zona correspondiente a la espalda. Refiriéndonos a la articulación y la resonancia, hay que decir que es la que nos proporcionará el ritmo necesario para nuestro canto. Se ven implicados los labios, los dientes y la lengua. No se debe empezar la articulación desde la parte trasera de la lengua sino en la boca.

Hay que ir ensayando con distintos tipos de posturas bucales para saber cómo obtenemos mejor resonancia. Hay que tratar de que nuestra vocalización sea lo menos nasal posible. Esto lo logramos abriendo más la boca, en forma vertical más que hacia los lados. Algunas técnicas vocales que se suelen enseñar y que nos conviene evitar son tanto la postura plana de la lengua como la sonrisa ya que ambas ejercen demasiada presión sobre las cuerdas vocales.

Fotos:
1 cantando tomada de flickr por gnuckx
2 cantando tomada de flickr por takbggg

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...