Airsoft: inofensivos juegos de guerra

Los deportes más divertidos son aquéllos que, además de buena forma física, requieren utilizar la mente para diseñar estrategias y tácticas. Y, entre los más originales, se encuentra el Airsoft, muy parecido al Paintball y que cada vez cuenta con más adeptos por la descarga de adrenalina que supone. Aquí explicamos en qué consiste.

Entre todas las actividades físicas que podemos practicar, quizá las más interesantes sean aquéllas que nos exigen, además de esfuerzo, el uso de estrategias y tácticas, es decir, trabajo mental. Al menos, son las más entretenidas. Y, entre ellas, últimamente está causando furor los juegos de guerra, en que dos equipos se enfrentan como si de una batalla real se tratase.

Hoy día, ya es muy popular el Paintball, que incluso cuenta con juegos informáticos y que se practica con armas que disparan bolas de pintura. Pero no es la única actividad de este tipo. También gana adeptos de forma rápida el llamado «Airsoft», cuya principal diferencia con aquél es que las armas usadas disparan bolas de plástico. En este sentido, lo primero que debemos señalar es que, en ambos casos, se trata de juegos totalmente inofensivos.

Foto de unos practicantes de Airsoft

Dos jugadores de Airsoft en plena partida

Las bolas de Airsoft se disparan con armas de aire comprimido y, debido a su escaso peso –unos 0,20 gramos- y a la poca fuerza con que son expelidas, tan sólo provocan un leve picor. El único punto vulnerable son los ojos y, para evitar riesgos, los participantes llevan unas gafas protectoras debidamente homologadas. Además, está prohibido disparar a distancias cercanas y el recorrido de las bolas no supera los cincuenta metros. Adicionalmente, pueden usarse unas mascarillas que protegen la dentadura del posible retroceso de algunas de las armas que se utilizan. Y, en último caso, para participar, se requiere ser mayor de edad o tener la oportuna autorización.

El Airsoft nació en Japón, donde estaban prohibidas las armas reales. Los coleccionistas comenzaron a hacerse con réplicas y, para utilizarlas, optaron por poner en práctica estos juegos de guerra. De hecho, el Airsoft sólo puede hacerse en fincas privadas que cuenten con el debido permiso y uno de los atractivos para los participantes es la perfección de las citadas réplicas, así como los trajes y equipamiento, que dan más realismo al juego.

Por otra parte, en función de la pericia de los jugadores, éste puede realizarse de forma sencilla o más compleja. La primera consiste en eliminar al adversario pero, dentro de la segunda, se incluye la realización de complicadas misiones estratégicas. Además, se trata de un juego de honor, que se basa en la honradez de los participantes, pues no hay forma de comprobar si uno de ellos ha sido alcanzado. Y los aficionados no pretenden fomentar la violencia, simplemente buscan un juego activo con el que descargar adrenalina. De hecho, los individuos violentos son vetados.

Fuente: Airsoft Córdoba.

Foto: Keith.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...