¿Cómo limpiar una tubería atascada?

Aunque seamos cuidadosos, con el uso y la antigüedad, los desagües suelen acabar atascándose. La obstrucción puede estar en la cañería o en un sifón, caso éste último más complejo salvo en los más modernos. Aquí explicamos qué hacer cuando esto nos suceda.

Las tuberías de una vivienda, con el uso, llegan fácilmente a atascarse. Por muy cuidadosos que seamos, todos los días, imperceptiblemente, arrojamos por ellas pequeños restos que, muchas veces, se van almacenando en su interior hasta formar un tapón.

Cuando la casa es nueva, no hay problema porque las tuberías están limpias pero, a medida que va pasando el tiempo, su propio desgaste añadido a la acumulación de restos que mencionábamos anteriormente, van ocluyendo el conducto y, cuando éste ya no puede más, se atasca.

Foto de unos lavabos

El lavabo es uno de los elementos que más obstrucciones sufren.

Por ello, es importante la prevención. Procurar no tirar nunca por los desagües, no ya residuos sólidos, sino tampoco grasas ni cabellos. Y, de vez en cuando, usar productos desatascadores de los que abundan en el mercado.

No obstante, si se trata de alguno cáustico –es decir, que contenga caldebemos ser cuidadosos porque, además de entrañar riesgo para la salud, pueden dañar la tubería.

Si, a pesar de nuestros cuidados, una de las tuberías de nuestra casa se atasca, tenemos que saber, en primer lugar, dónde se ha producido la obstrucción. Ésta puede darse, o bien en tuberías de agua o bien en los caños de desagüe y esta segunda posibilidad es más complicada de solucionar.

Cuando el problema se da en las tuberías, suele deberse a que, por su antigüedad, los minerales que componen el agua se han ido depositando en sus paredes y han acabado por cerrar el paso del líquido.

Como primera alternativa, que a veces funciona, puede probarse –aunque parezca increíble– a echar Coca Cola en ellos. Si la obstrucción es leve, podemos solucionar el problema de esta sencilla forma.

Pero si no ha funcionado, generalmente los profesionales utilizan productos especiales y, en casos extremos, ultrasonidos o aire comprimido que resulta peligroso porque puede romper la cañería. En este caso, lo más frecuente y acertado es cambiar el tramo obstruido.

Más complicada es la segunda posibilidad: que el problema se haya producido en el caño de desagüe porque seguramente la obstrucción estará en un sifón. Éste es un pedazo de cañería en curva que se coloca en esta forma para evitar que los malos olores y los residuos retrocedan.

Los más modernos poseen un tapón con rosca que puede quitarse e introducir un alambre hasta el lugar de la obstrucción para tratar de eliminarla. Otras opciónes son utilizar un desatascador para hacer ventosa en el principio del desagüe o echar por éste soda cáustica. Pero, como decíamos, esta puede ser peligrosa para nuestra salud.

Fuente: Wikihow.

Foto: Lavabos: Gobierno Municipal de Piñas en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...