Asteroidea, una singularidad del mar

Tres cuartas partes de nuestro planeta son agua. Y es muy poco lo que aún conocemos de los mares. No obstante, sí sabemos de algunos animales curiosos, como la asteroidea o estrella de mar, una especie capaz de autorreproducirse, predadora y carnívora y que se desplaza por medio de un singular sistema ambulacral.

Las tres cuartas partes de la tierra se hallan ocupadas por el agua. Por ello, no es de extrañar que en ella se encuentren un sin fin de curiosidades llamativas. Y eso que tan sólo conocemos una parte de los mares, ya que las grandes fosas abisales aún están inexploradas. Quién sabe lo que puede hallarse allí.

No obstante, en la parte de aquéllos que conocemos existen suficientes habitantes llamativos. Uno de ellos es, sin duda, la asteroidea, más conocida con el popular nombre de ‘estrella de mar’ debido a su forma externa, idéntica a esos astros, pues presenta un cuerpo aplanado y circular del que salen cinco brazos o más, según la subespecie (se conocen unas dos mil).

Foto de varias estrellas de mar

Un grupo de estrellas de mar

Pero la asteroidea nada tiene que ver con ellos. Se trata de un animal perteneciente a la familia de los equinodermos que, pese a su bello aspecto, constituye un peligro para otras especies marinas –especialmente los bivalvos, como el mejillón-, ya que es predadora y carnívora. En este sentido, existen algunas teorías que dicen que no debe tocárselas, pues segregan una sustancia que irrita la piel humana. Pero ello es falso.

Es curioso su aparato digestivo. Tiene una boca situada en el vientre y un estómago reversible que se abre al exterior, segregando jugos gástricos sobre la presa, para, a continuación, digerirla.


No menos original es su modo de desplazarse. Posee un sistema ambulacral o grupo de conductos que accionan hidráulicamente –tomando agua del exterior por los madreporitos– unos salientes llamados pies ambulacrales con cuyas partes externas o podios se mueve. Estos elementos le sirven también para otras funciones como sujetar a las presas e incluso para su percepción sensorial.

Su hábitat se encuentra en los fondos marinos, ya sean arenosos o de roca, y también singular es su sistema reproductivo. Éste es asexuado o vegetativo. A partir de una parte de su cuerpo, puede desarrollarse un nuevo individuo. De este modo, de uno sólo de sus brazos puede crecer una nueva estrella.

Foto de una asteroidea alimentándose

Una estrella de mar ingiriendo un mejillón

La asteroidea presenta un esqueleto calcáreo e interno que, aunque se encuentra por debajo de la epidermis, funciona como si fuera exterior. Sus orígenes se remontan al periodo Cámbrico –hace unos quinientos millones de años- y se trata de una de las especies con mayor número de elementos fósiles.

No cabe la menor duda de que se trata de un animal singular y poco conocido. Y es que la riqueza de nuestros mares es inigualable.

Fotos: Grupo de estrellas de mar: Achim Raschka en Wikipedia | Estrella alimentándose: Mbz1 en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...