¿Cómo se hace un comentario de texto?

Los comentarios de texto son uno de los ejercicios más complejos de la etapa formativa. Te damos algunas claves para acertar en su elaboración.

Los comentarios de texto, pese a parecer sencillos, son uno de los ejercicios más complejos de nuestra etapa formativa.   Y es que la forma de realizar el comentario va a variar en función del tipo de texto al que nos enfrentemos, por lo que es fundamental saber identificarlos y conocer los pasos que hay que dar en cada caso  para salir airosos del proceso.

Así, siempre que nos enfrentamos a este ejercicio, lo primero que debemos hacer es una lectura detallada del texto que nos va a ayudar a fijarnos en aquellas palabras y frases que nos sirvan para identificarlo.  A continuación, tendremos que proceder a los que se conoce como descripción del texto que incluye aspectos tan variados como la definición del tipo de texto (histórico, político, literario o ensayo),  a la identificación de la fecha y lugar en el que se escribió, su autor y su destinatario.

Es necesario relacionar los distintos aspectos del texto. Imagen: Josernitos91. Flickr

Una vez hecho esto, lo adecuado es hacer un breve resumen del contenido del mismo, para que nuestro interlocutor sepa a ciencia cierta que hemos comprendido lo que se nos quería decir. Asimismo, es adecuado introducir una pequeña explicación de los personajes y del contexto histórico para pasar después a elaborar un comentario del contenido.

Aunque esta parte puede parecer sencilla, lo cierto es que es una de las más complejas junto con la valoración final del escrito, ya que en ella debemos incluir un análisis minucioso de las afirmaciones que contiene el documento, poniéndolas en relación con lo que el comentarista sabe sobre esas aseveraciones o sobre los acontecimientos que se narran. De hecho, es en este punto donde podremos diferenciar un buen comentario de texto de uno malo, ya que los conocimientos del autor del comentario sobre la materia que trata le permitirán establecer muchas más relaciones y aportar nuevos matices al texto.

La inclusión de un apartado con las conclusiones más importantes derivadas de los aspectos anteriores es otro de los elementos que no debe falta r en el comentario. Se trata de un apartado breve, en el cual se deben resumir las líneas básicas del documento, y hacer alusión a las consecuencias de los hechos narrados en él. Si éste hace referencia a tales consecuencias históricas, hay que valorar si el autor da una visión acertada, si relaciona adecuadamente hechos y resultados.

Con ello, casi habremos acabado y solo nos falta añadir el detalle final ya que un buen comentario debe incluir una valoración crítica del texto en el que el autor del comentario hace un análisis personal de la autenticidad del documento, la veracidad de sus afirmaciones, la calidad de la información que contiene  y la objetividad/subjetividad con la que se ha redactado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...