Turismo histórico en Francia

Cuando se tiene la posibilidad de planear unas vacaciones, el principal factor es el de decidir cuál va a ser el destino a visitar y qué tipo de viaje es el que se siente la necesidad de hacer, ya que hay viajes de relax, de diversión y luego están los viajes basados en el turismo histórico, que permiten conocer el legado que el tiempo ha dejado en diferentes puntos importantes del mundo, una de las mejores maneras de disfrutar de las vacaciones.

Francia, por ejemplo, es un destino sumamente rico en patrimonio histórico, los diversos sectores de interés son realmente dignos de visitar, por lo que se recomienda armar un itinerario que contemple varias partes del país, o contar con mucho tiempo de viaje para conseguir apreciar al máximo todo lo que esta región de Europa tiene para ofrecer. Entre los lugares que ofrecen un testimonio de la historia de Francia podemos encontrar por ejemplo el Yacimiento Galorromano de Alésia, o la ciudad antigua de Aries, sin dejar de pasar por el foro y el templo de la ciudad de Aléria.

En Bavay el turista se puede encontrar con un famoso yacimiento arqueológico que da ejemplo de los vestigios que dejó el pueblo romano. Otra ciudad que actualmente se encuentra llena de vida pero representa un gran legado histórico es Belfort, y muy cerca se puede realizar el Camino de las Damas, que es un paseo sumamente especial que va dejando información clave sobre diversos hechos de la historia que han quedado en la memoria de todo el pueblo frances.

Representante de la Revolución Francesa ha quedado el Castillo de Vizille, que ha ido mutando por los efectos del tiempo, el visitante puede conocer las magnificas instalaciones y ver también el parque y el museo de la Revolución, repleto de objetos del pasado. Otro lugar impresionante es el que guarda las estructuras de los Castillos Cátaros, en las denominadas ciudadelas del vértigo, que ofrecen postales a los ojos de encanto sumamente particular gracias a la abundante niebla.

Otro punto de soberano interes popular es el Carnac y la ruta de los megalitos, un paseo que permite llevar al turista por una región que ofrece esculturas a cielo abierto, con un objetivo en particular que se puede conocer si se tiene la chance de realizar el recorrido con algún guía experimentado, ya que es la mejor manera de conocer el gran legado patrimonial e histórico que encierran las tierras francesas en toda su extensión.

Foto: Hadrián Fernández de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...