Autismo, un universo aparte

El autismo es una enfermedad que aparece en niños menores de tres años siendo la misma incurable. En este artículo les daremos un poco de información general sobre la misma y algunos tratamientos que hasta el momento son los únicos descubiertos que sirven al menos para ayudar al niño a desarrollar su capacidad e incluso, obtener cierta independencia.

Como bien lo anuncia el título, hablaremos sobre el autismo, intentando comprender un poco más sobre esta peculiar enfermedad que se manifiesta en niños, principalmente antes de los tres años y que lamentablemente, no tiene cura

El autismo es un desorden en el desarrollo del cerebro de los niños de esa edad, y se manifiesta en su comunicación e interacción social, deteriorándola casi por completo. De este modo, el pequeño se aísla del mundo, comportándose de manera restringida y al mismo tiempo reiterativa, tanto con sus pares como con su familia.

aut.jpg

Foto: isis zm nu

Si bien no existe certeza con las causas del autismo, hay algunas teorías que podrían ser causantes de dicha enfermedad. Uno de ellos es en el plano neurológico, que aunque no está demostrado aún, se supone que ciertas deficiencias y anormalidades cognitivas ayudan al desarrollo del autismo.

Otra de las hipótesis son ciertos procesos bioquímicos, como la secreción de Serotonina, el cual se encuentra en exceso en las plaquetas de los niños con esta enfermedad. Finalmente se toma el propio desarrollo del niño comprendido en su medio social. Se toma como base para esta teoría la falta de cariño de los padres, cuando éstos son muy fríos e intelectuales, sin acercarse mucho a los pequeños.

Los niños autistas poseen ciertas características que nos serían fáciles de reconocer. Uno de los más comunes es su mirada fría y penetrante, pero que no se dirige a nosotros, una especie de «mirar sin mirar«, como cuando nosotros nos quedamos con la mirada perdida, fija con algún objeto o persona, pero pensativos sobre otras cosas.

También son reconocidas las actitudes repetitivas, tales como aletear extendiendo sus brazos, realizando esta acción infinidad de veces. Tampoco tienen ningún tipo de contacto con los demás, no habla e incluso no reconoce. En edad lactante, su balbuceo es tardío y monótono, además de no poseer contacto con el ambiente que lo rodea, llegando a casos donde no realiza gestos corporales tampoco.

En muchas ocasiones, pueden llegar a ser agresivos, tanto con quienes lo rodean como consigo mismos. En la adolescencia, son frecuentes los ataques de epilepsia, seguramente causados por el sistema nervioso.

Otras características de un niño autista son la ausencia de juegos sociales, de capacidad de imitación, de comunicación, de capacidad imaginativa, falta de búsqueda de afecto, preocupación insistente con los objetos y alto interés en un tema particular y no en todos.

No existe cura para el autismo y el mejor tratamiento existente es la educación especial, principalmente en escuelas específicas. Sin embargo, es fundamental el apoyo de los familiares y sobre todo la paciencia. Incluso es básico que los padres se integren a alguna asociación de padres cuyos niños padecen esta enfermedad, para así obtener asesoramiento sobre cómo deben actuar en esta situación.

Al encontrarnos frente a la duda sobre si nuestro niño es autista, debemos dirigirnos hacia su pediatra para que lo derive a un psiquiatra especializado en la materia. En el caso de que sea así el diagnóstico, este especialista nos podrá orientar en todo el arduo camino a recorrer, incluso con los pasos a seguir por los mismos padres, que podrán ser asistidos por un psicólogo para lograr reducir al mínimo el estrés que causa en toda la familia el trato con un niño de estas características, principalmente si tenemos más niños pequeños en la casa.

signando.jpg

Foto: fresqui

Una de las principales problemáticas que nos pueden surgir con más hijos en la casa, es que éstos se sientan discriminados por prestarle menor atención que al que padece la enfermedad y para sobrellevarlo de la mejor manera posible, es que podremos contar con la ayuda de un profesional y así resolver los diferentes inconvenientes emocionales que puedan surgir en esta situación. Además, obviamente, de procurar cedernos ciertas pautas para no caer los padres en depresión u otros inconvenientes ante la crianza de un niño con estas características.

Un niño autista igualmente puede tener grandes habilidades, dependiendo de su coeficiente intelectual y de su capacidad de comunicación verbal. Existen muchos casos de genios en determinadas materias (principalmente matemáticas) que son autistas, pero su vocación e interés se han volcado hacia ese sector desarrollando conocimientos espectaculares. Esto se debe a su alto coeficiente intelectual también, que juega un papel fundamental en su educación posterior.

En muchos casos, son los padres los que deben alentar las destrezas que muestra el niño en el campo que sea y lograr que explote al máximo todo su potencial. De esta manera estaremos creando en el niño cierta comodidad que los hará sentirse bien consigo mismos. Otra de las cosas que se pueden obtener con tratamiento, es el desarrollo de algunas independencias del niño, obteniendo como resultados su progreso al menos en las cosas básicas de la vida, aunque lógicamente no serán todas.

En Internet existen varios foros formados por padres que poseen hijos autistas y su idea es asesorar a todo aquel que llegue a los sitios mencionados. Allí existe gente especializada en el tema e incluso poseen varias pautas y guías para seguir y así poder comenzar con los tratamientos del pequeño. Cabe mencionar que lo primero que se debe obtener para un buen tratamiento, es asumir que el niño es autista aunque duela mucho por todas las esperanzas que en él había puestas.

Pero una vez asumido eso, los pasos serán mucho más simples y en su gran mayoría tienen éxito, llegando a casos incluso donde el niño vuelve a hablar. Pero también recordemos que no tiene cura, para no crear falsas expectativas al menos momentáneas, ya que al paso que va la ciencia, no sería de extrañar que muy pronto se encuentren las causas de esta enfermedad y así su respectiva cura.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...