¿Qué es el Resveratrol?

Una de las principales causas de envejecimiento -si no la principal- es el desgaste de tejidos y órganos. Ello es causado, en buena medida, por los llamados radicales libres. Y quienes combaten estos radicales son los antioxidantes. Algunos de ellos son el Betacaroteno, el Licopeno o las Vitaminas C y E. Pero uno de los de mayor potencia es el resveratrol, que se halla en la uva negra -por tanto, en el vino-, en las nueces, los cacahuetes y las ostras.

Hoy día, la Ciencia coincide de manera casi unánime en que una de las principales causas de envejecimiento, si no la principal, es el desgaste de órganos y tejidos. Este se produce, entre otros factores, debido a los llamados radicales libres, moléculas con gran poder reactivo cuya inestabilidad se debe a que les falta un electrón y, para estabilizarse, tienden a quitárselos a otras moléculas.

Las uvas negras lo contienen en abundancia

Las uvas negras lo contienen en abundancia

Pero, como no somos expertos en Química, dejaremos para otros los electrones y las moléculas y nos centraremos en lo que pretendemos explicar. Decíamos que los radicales libres son uno de los principales causantes del envejecimiento. Pues bien, a su vez, quienes protegen a las células de estos peligrosos elementos son los antioxidantes, que, por tanto, son beneficiosos para el organismo.

El propio cuerpo humano los produce pero puede darse el caso de que carezca de los necesarios para bloquear a los radicales, cuyo exceso –en esa tesitura- daría lugar, no solamente a envejecimiento, sino también a enfermedades crónicas degenerativas. Por tanto, una alimentación rica en productos que contengan antioxidantes siempre será beneficiosa.

Las frutas y verduras, los cereales y los frutos secos, en general, los contienen en abundancia. Los nombres de algunos de ellos son Betacaroteno (presente en la zanahoria, el tomate, el melocotón o el melón), Licopeno (en el tomate o el pimiento), las vitaminas C y E (la primera se encuentra en naranjas y limones y la segunda en los aceites vegetales y cereales) y algunos minerales, como el Selenio y el Zinc.


Pero, según estudios recientes, uno de los antioxidantes con mejores propiedades es el resveratrol, que, pese a tener nombre de medicamento, es una sustancia natural. Se encuentra principalmente en las uvas negras y, en menor medida, en las nueces, los cacahuetes o las ostras.

Al hallarse en las uvas negras, también se encuentra en el vino tinto

Al hallarse en las uvas negras, también se encuentra en el vino tinto

Al hallarse en las uvas, en buena lógica, también estará en el vino, concretamente en el tinto. Se calcula que una botella de este contiene una dosis de resveratrol de entre 0,03 y 0,5 miligramos. Por tanto, la recomendación de tomar uno o dos vasos de vino tinto al día es muy adecuada –siempre que no se padezcan enfermedades que lo desaconsejen y no se abuse de su ingesta-. Los amigos del néctar de Baco están, por tanto, de enhorabuena.

Por otra parte, el poder antioxidante del resveratrol se completa con otros beneficios como su eficacia cardioprotectora y antiinflamatoria. Incluso se halla en fase experimental su capacidad para prevenir enfermedades neurodegenerativas tales como el Alzheimer.

Fotos: Uvas negras: Rosenzweig en Wikimedia | Vino tinto: Luigi Chiesa en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...