¿Quién fue Erasmo de Rotterdam?

Erasmo de Rotterdam fue un importante teólogo y humanista que inspiró el programa Erasmus. Gracias a su espíritu renovador, millones de universitarios disfrutan cada año estudiando en diferentes países.

mapa del mundo

Mapa del mundo.

Seguro que al leer el nombre Erasmo de Rotterdam a más de uno se le ha quedado cara de pocker. Pero si os hablo de la beca Erasmus, el programa de movilidad de estudiantes que permite a millones de universitarios al año vivir en un país diferente, vuestra cara cambia. Para entender el verdadero significado del plan Erasmus, hay que conocer a la persona que lo inspiró:  el filósofo, teólogo y humanista Desiderius Erasmus Roterodamus, más conocido como Erasmo de Rotterdam. La historia de este singular holandés está repleta de conocimiento, sabiduría e innovación y por ello se le considera uno de los principales precursores del movimiento renacentista.

Erasmo de Rotterdam fue un hombre controvertido y molesto para su época. Nacido en Holanda en 1446, estudiante de literatura y de lenguas grecolatinas, Erasmo adquirió los hábitos y trabajó a las órdenes del obispo Cambria, hecho que le permitió viajar a Francia, Bélgica, Italia e Inglaterra y relacionarse con la mayoría de los centros humanistas de Europa. En 1500 Erasmo se doctora en teología por la universidad de Turín y se establece en Basilea, ciudad en la que había surgido un importante grupo de humanistas reformadores.

Durantes estos viajes, se enamoró de Europa y en él empieza a florecer un pensamiento basado en una visión global, donde las diferentes culturas se mezclan unas con otras. En esta época de su vida, Erasmo funda un instituto y se convierte en hombre de gran influencia para reyes y políticos hasta que aparece la figura de Lutero y su fe cristiano se ve repleta de enfrentamientos.

A través de sus más de 300 escritos, Erasmo refleja un espíritu conciliador y de amor a la cultura, que se manifiesta en su deseo de innovar a nivel cultural y educativo, dejando de lado las estrictas reglas que imperaban en la época y aprendiendo a través de cada viaje que realizaba por Europa. De ahí que algunos consideren a Erasmo como el primer ciudadano europeo. De eso no tenemos pruebas, pero de lo que sí que podemos estar seguros es de que el programa de movilidad Erasmus, no puede tener mejor representante.

Actualmente, diferentes instituciones han reconocido el mérito de este singular personaje histórico concediéndole su nombre a colegios y universidades. Y para acabar, os dejo con dos frases célebres de Erasmo que dejan patente la genialidad de este humanista: «El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento» y «reírse de todo es propio de tontos, pero no reírse de nada lo es de estúpidos».

Foto / Cod_Gabriel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...